El Papa designó a un arzobispo congoleño como embajador del Vaticano en la Argentina

León Kalenga Badikebele reemplazará a monseñor Tscherrig, que dejó el país para ser nuncio de Italia
León Kalenga Badikebele reemplazará a monseñor Tscherrig, que dejó el país para ser nuncio de Italia Crédito: AICA
Elisabetta Piqué
(0)
17 de marzo de 2018  • 09:07

ROMA.- El Papa nombró hoy a un africano, oriundo de la República Democrática del Congo, como nuevo nuncio en la Argentina. Tal como informó la Sala de Prensa del Vaticano, Francisco designó como nuevo embajador de la Santa Sede en nuestro país a monseñor León Kalenga Badikebele, arzobispo titular de Magneto, que fue hasta ahora nuncio en El Salvador y en Belice.

Aún no se conoce la fecha de llegada de Badikbele, de 61 años, pero se estima que será pronto ya que su antecesor, el monseñor suizo Emil Paul Tscherrig, dejó hace varios meses la Argentina, luego de ser designado en septiembre pasado por el Papa nuncio ante Italia.

Nacido en Kamina el 17 de julio de 1956, cuando la República Democrática del Congo aún era Congo belga, Badikibele fue recibido en audiencia por el Papa el 3 de febrero último, el mismo día que recibió a la cúpula del Episcopado argentino , presidida por el obispo de San Isidro, monseñor Ojea, un dato no menor.

Se presume que entonces los prelados deben haberse conocido y hablado de la nueva designación, más que importante tratándose del país del Pontífice y vista la relación compleja que ha tenido en los últimos cinco años.

El flamante nuevo nuncio fue ordenado sacerdote el 5 de septiembre de 1982 e incardinado en la diócesis congoleña de Leubo. Después de obtener el título académico de doctor en Derecho Canónico, ingresó en el servicio diplomático de la Santa Sede el 27 de febrero de 1990. Prestó servicios en las representaciones pontificias de Haití, Guatemala, Zambia, Brasil, Egipto, Zimbabue y Japón. El 1° de marzo de 2008 fue designado nuncio apostólico en Ghana. El 22 de febrero de 2013 fue trasladado a la nunciatura en El Salvador y el 13 de abril del mismo año en Belice, con residencia en El Salvador. Monseñor Kalenga habla francés (lengua oficial de su país), inglés, italiano y español.

Su antecesor, Tscherrig, estuvo en la Argentina desde inicios de 2012 y se consideró un virtual premio de Francisco su designación en Italia, algo que lo convirtió en el primer nuncio no italiano de la historia. La llegada a Buenos Aires de Tscherrig había significado un cambio importante para el entonces arzobispo primado de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, que no se llevaba bien con el anterior nuncio, Adriano Bernardini.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.