0

Tras conseguir la reelección indefinida, Xi Jinping comienza su segundo mandato

Xi, de 64 años, fue elegido por los 2.970 legisladores presentes en la sesión plenaria anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP)
Xi, de 64 años, fue elegido por los 2.970 legisladores presentes en la sesión plenaria anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP) Fuente: AP
0
17 de marzo de 2018  • 12:42

PEKÍN (AFP).- Xi Jinping fue reelegido hoy sin sorpresas como presidente de China por un segundo mandato de cinco años en una votación unánime a su favor, a la que concurría como único candidato. Además los delegados votaron a su antiguo jefe anticorrupción, Wang Qishan, como su mano derecha.

Xi inicia su segundo mandato con un poderoso aliado como vicepresidente

0:46
Video

Menos de una semana después de haber conseguido una reforma constitucional que le permitirá presentarse indefinidamente en el cargo, Xi Jinping, de 64 años, fue elegido por los cerca de 3000 diputados presentes en la sesión plenaria anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP).

Dado que la reelección de Xi por la asamblea controlada por el Partido Comunista era previsible, todos los ojos estaban expectantes sobre si Wang iba a convertirse en su mano derecha, como pronosticaban los analistas. Finalmente lo logró, con 2969 votos a favor y solo uno en contra.

Xi Jinping se da la mano con el recién elegido vicepresidente, Wang Qishan
Xi Jinping se da la mano con el recién elegido vicepresidente, Wang Qishan Fuente: Reuters

Wang ya fue viceprimer ministro de China durante el liderazgo del anterior presidente Hu Jintao, entre 2008 y 2013, pero consiguió aún más influencia política al dirigir entre 2012 y 2017 la Comisión de Inspección y Disciplina, el órgano anticorrupción del Partido Comunista.

Los miembros de la ANP también votaron por unanimidad la continuidad de Xi como jefe del Ejército chino en calidad de presidente de la Comisión Militar Central.

"Desempeñaré honestamente mis labores, aceptaré la supervisión del pueblo y trabajaré duramente para construir un moderno país socialista", señaló el presidente puño derecho en alto mientras su mano izquierda se posaba sobre la Carta Magna.

Durante su asamblea anual, la Asamblea Nacional Popular (ANP) expandió de manera considerable las ya amplias prerrogativas de Xi, aboliendo el limite de dos mandatos presidenciales y grabando además su nombre en la constitución.

Como parte de las reformas constitucionales, el presidente y otros funcionarios del gobierno van a asumir sus funciones jurando obediencia a la carta magna.

Los delegados hacen fila para votar durante la sesión plenaria de la Asamblea Nacional Popular (ANP) en Beijing
Los delegados hacen fila para votar durante la sesión plenaria de la Asamblea Nacional Popular (ANP) en Beijing Fuente: AP

Su mano derecha

Al ascender a Wang, Xi gana un aliado clave para cimentar su autoridad, en un momento en que se apresta para convertirse en el líder chino con más poder desde Mao Zedong(1949-1976) y se perfila a gobernar de por vida.

Wang, de 69 años, se retiró de consejo directivo del Partido Comunista en octubre, siguiendo una norma informal sobre la jubilación de sus miembros.

Sin embargo, ha mantenido un alto perfil, patente cuando se sentó en la misma mesa que los siete miembros del comité de máximos dirigentes del Partido Comunista durante las sesiones públicas de la Asamblea Nacional Popular.

Debido a que Wang es conocido internacionalmente por su labor como representante comercial de China, los analistas creen que podría ayudar a Xi a manejar las relaciones con Estados Unidos, cada vez más tensas ante la amenaza de una guerra comercial.

Wang estuvo al frente de la cruzada contra la corrupción de Xi, al encabezar la Comisión Central de Inspección Disciplinaria, que castigó a 1,5 millones de funcionarios en los últimos cinco años, desde cuadros de bajo rango a líderes regionales y generales.

Plan de reestructuración estatal

En el mismo plenario de hoy se eligió a Li Zhanshu, de 67 años, como nuevo presidente de la propia ANP, en sustitución de Zhang Dejiang, y se aprobó con sólo dos votos en contra y otras tantas abstenciones un ambicioso plan de reestructuración estatal que afecta a 11 ministerios del gobierno.

El plan de reforma estatal, presentado el martes 13 de marzo y debatido por los legisladores a lo largo de esta semana, contempla entre otros cambios la designación de un ministerio para los veteranos del Ejército chino y otro para la atención de desastres naturales y emergencias.

Además de las modificaciones ministeriales, la reestructuración implica la fusión de las administraciones reguladoras de banca y de seguros, un cambio con el objetivo de aumentar la estabilidad financiera de la segunda economía mundial.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.