Racing ganó, gustó y goleó: superó 5 a 0 a Patronato y Avellaneda fue una fiesta

El festejo de Racing
El festejo de Racing Fuente: FotoBAIRES
Nicolás Zuberman
(0)
18 de marzo de 2018  • 12:56

Este Racing de Coudet, se sabe, es un equipo que hace de la intensidad un culto. Que tiene un as de espadas como Lautaro Martínez arriba. Que encuentra el desequilibrio en las corridas de Ricardo Centurión. Pero las variantes de la Academia son múltiples. Cuando llevaba 25 minutos de dominio total, con sus diez futbolistas de campo parados en campo de Patronato, la manera que encontró de cristalizar la diferencia fue un frentazo de Leonardo Sigali, uno de sus centrales. Tres minutos después lo imitó su compañero de zaga Alejandro Donatti.

Las jugadas de pelota parada suelen ser la llave que encuentra Racing para comenzar a abrir los partidos. En la precisa pegada de Neri Cardozo está parte del secreto. Cuando el Chacho insistió en la llegada del ex Boca uno de los argumentos fundamentales fue la necesidad de incorporar a alguien que se haga cargo del lanzamiento de las faltas, algo que en la Academia estaba vacante desde la salida de Marcos Acuña en julio pasado.

De los 24 goles que marcó la Academia en los nueve juegos de este año, diez llegaron a la salida de un tiro libre o un córner. Algunos, como el tanto de Martínez a Cruzeiro, llegaron con jugadas preparadas. Pero la mayoría fueron por conexión directa: centro de Cardozo para el cabezazo de Sigali, Donatti o Lautaro. Con esos dos golpes en tres minutos, todo fue más fácil para el local.

Con terreno, la velocidad de Centurión empezó a ser una amenaza grave para la defensa visitante. Así llegó el tercero: escapada del ex Boca, centro al medio y gol de López con una pirueta.

Lautaro fue una de las figuras del partido
Lautaro fue una de las figuras del partido Fuente: FotoBAIRES

Los jugadores se fueron al vestuario para el entretiempo, pero el árbitro Ariel Penel bien podría haber terminado el partido. El segundo tiempo fue apenas para cumplir. Mientras los delanteros de la Academia intentaban terminar las jugadas de la manera más complicada, Donatti volvió a encontrarse con la red: empujó en el área chica un buen centro atrás de Matías Zaracho. Y sobre el cierre Lautaro Martínez volvió a regalar una muestra de su calidad, que selló el 5 a 0 final en Avellaneda.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.