El trágico final del malasio Abu Zarin Hussin, la "estrella de las serpientes"

Compitió en Asias'' Got Talent donde mostró frente a las cámaras cómo besar a una serpietne
Compitió en Asias'' Got Talent donde mostró frente a las cámaras cómo besar a una serpietne
(0)
17 de marzo de 2018  • 14:24

Las destrezas de Abu Zarin Hussin en la manipulación de reptiles lo habían convertido una suerte de "estrella de las serpientes".

Esas habilidades, le aseguraron un lugar en la competencia televisiva Asias' Got Talent, donde avanzó hasta los cuartos de final. Allí se lo vio en cámara, enfrentando el desafío de besar una serpiente.

Su carrera, sin embargo, quedó trunca. Abu murió este viernes en un hospital, donde había sido internado debido a la mordedura de una cobra en una operación de captura.

Malasio de nacionalidad y bombero de profesión, había entrenado a varios de sus colegas para manipular ofidios sin necesidad de matarlos.

Según, el diario local The Star, tenía 33 años y vivía en el estado de Pahang, Malasia.

La boda que no fue

En 2016, Abu había saltado a la fama cuando fue erróneamente sindicado como un tailandés que se había casado con una serpiente, creyendo que se trataba de "una reencarnación de su novia".

Esa historia había ocupado grandes espacios en diversas publicaciones y había sido ilustrada con fotos que lo mostraban rodeado de ofidios.

En su momento, el hombre explicó que tenía cuatro reptiles en su casa para entender su comportamiento.

Abu se quejó de que utilizaron sus fotos en sus redes sociales para "inventar historias diciendo que me había casado con una serpiente".

En aquel momento le dijo a la BBC que estaba muy disgustado con esa "noticia falsa".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.