Royal Blood: "Las computadoras no pueden tocar rock and roll"

Royal Blood
Royal Blood Fuente: LA NACION
Dentro de una grilla liderada por el hip hop, el pop y los DJ, el dúo inglés aportó su cuota de rock
Catalina Greloni Pierri
(0)
18 de marzo de 2018  

En su primera visita a la Argentina, el dúo de rock británico formado por el vocalista y bajista Mike Kerr y el baterista Ben Thatcher se presentó ayer a la tarde en el Hipódromo de San Isidro, en un show conciso y de alto voltaje. En 60 minutos llenaron el espacio de distorsiones tocando en partes iguales sus éxitos de su álbum debut, Royal Blood (2014), y del nuevo, How Did We Get So Dark (2017). Antes de salir al escenario, el cantante repasó con nosotros sus influencias, el nuevo disco de la banda y el estado del rock actual.

-¿Cómo evolucionó su sonido desde su disco debut hasta How Did We Get So Dark?

Con Ben mejoramos en la manera en la que tocamos en vivo. También, en la composición de las letras. Con este segundo álbum ya tenemos más de 250 presentaciones. Tenemos una mejor dinámica que cuando arrancamos.

-¿A qué hace referencia el título del disco?

Nos planteamos dejar esa pregunta abierta. No sabemos cómo es que nos volvimos tan oscuros, pero quisimos reflejar un estado emocional que tuvo que ver con pérdidas y corazones rotos. No habla de nosotros como sociedad, aunque también esa lectura podría funcionar.

-¿Cómo fue que Arctic Monkeys los eligió banda soporte?

Nos apoyan desde el principio, y eso fue una bendición para nosotros. En 2014, Matt Helders, su baterista, usó una remera nuestra en un show suyo y así comenzó todo. Nos conocieron a través de su manager, que ahora es también el nuestro, y fue genial haber podido tocar varias veces como teloneros porque crecimos escuchándolos.

-¿En qué estado se encuentra el rock británico de hoy?

No es lo que prima, pero principalmente es underground y suena más pesado y duro que antes. Mientras otros géneros se volcaron hacia el pop, los que vamos por el rock necesitamos que el impacto sea mayor. Para que el sonido fuera más interesante, se volvió más extremo. La atención de la gente hacia este tipo de bandas se volvió más corta y dispersa. Todos quieren todo inmediato y la música es un reflejo de eso. Por eso, creo que vale la pena darles una oportunidad a bandas más chicas y nuevas, como Wolf Alice, Turbowolf o Black Honey.

-¿Cómo debe sonar el rock actual?

Debe ser real, y con eso me refiero a cada aspecto de la música: el sonido, la intensidad, las letras. Lo que separa al rock de los otros tipos de música es que estás escuchando a personas tocar instrumentos. No es perfecto, puede sonar jodido y eso es lo que lo vuelve real. El rock and roll es el único género libre de tecnología. Tu teléfono no puede tocar rock. Tu computadora, tampoco.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.