Nacional de Clubes de rugby: Fernando Conti es casi la personificación de San Isidro Club

Fernando Conti, un símbolo del SIC
Fernando Conti, un símbolo del SIC
Alejandro Panfil
(0)
17 de marzo de 2018  • 22:19

Desconcertado, aclarando que no es él aquel a quien se debe consultar tras el 35-16 de SIC sobre Alumni por la segunda fecha del Nacional de Clubes, Fernando Conti se resiste unos instantes a las consultas para LA NACION. Para desmarcarse, insiste avisando que él ya no es el entrenador y que ahora colabora desde otro lugar. Pero rápidamente cae en la cuenta de por qué es palabra autorizada para hablar del pasado, el presente y el futuro del equipo: no solamente lleva toda una vida en el club, sino que también fue el entrenador en la última conquista zanjera, la del Torneo de la URBA 2011, coincidentemente frente a Alumni.

"El SIC es mi casa y el rugby es mi vida, una cosa que está pegada ahí, como una extensión del cuerpo, como una mano más", afirma Conti emocionado, acerca de por qué nunca se fue del club que hoy, a sus 55 años, lo tiene colaborando para que vuelvan los éxitos del pasado. No se define como "ganador", pero sabe cómo ganar, y por eso sus consejos valen en el día por día, más allá de que en estos tiempos, como encargado del plantel superior, se ocupe de la parte organizativa en pos de que los entrenadores, Gabriel Albanese, José Del Campo, Martín Schusterman y Federico Gallo, se concentren exclusivamente en el juego.

Fernando llegó al club en brazos de sus padres, que lo hicieron socio cuando todavía no tenía un año. A los 7 ya vestía la camiseta tricolor, con la que jugaría durante un par de décadas en primera. Tuvo grandes logros deportivos en SIC, como ser campeón como jugador y como entrenador, pero lo máximo, para él, sucedió en 1987, cuando en Vélez el cuadro sanisidrense obtuvo un 22-22 contra la Australia campeona del mundo. "Esa fue la alegría máxima. Que un club jugara y empatara con una selección como esa hoy sería imposible", destaca.

Cuenta que nunca termina de irse de SIC ni aunque lo intente. De hecho, cuando logra salir de "la zanja", no alcanza a salirse del todo del club, ya que desde hace treinta años es socio en una empresa de correo y logística junto a otros dos hombres del club, Juan José Angelillo y Diego Cash. Es que el amor que siente por el rugby y por esa camiseta hizo que siempre encontrara un lugar donde se sintiera útil y aportara lo suyo: "Me siento muy cómodo en el club, y eso que tengo mucha diferencia de edad con los entrenadores y los jugadores. Pero me divierte colaborar y dar una mano".

Y esa contribución de la que habla Conti hoy es esencial para un club que quiere volver a lo más alto. Luego de varios años de transición, en los que el equipo de Boulogne padeció cierta crisis de identidad, hoy se vive una suerte de resurgimiento a partir de la tan deseada conformación de un plantel largo y competitivo, que permite volver a esperanzarse con una copa.

Conti, que hoy ve todo mucho más en perspectiva, analiza lo que hay y lo que debería haber para volver a los tiempos de gloria. "Lo difícil es armar un buen plantel para un año tan largo. Y eso es lo que estamos tratando de lograr desde hace un par de años. Siempre el SIC mantuvo sus bases, haciendo hincapié en las mismas cosas de juego, pero hay camadas y camadas de jugadores. Por suerte ahora hay chicos entusiastas y con muchas ganas de jugar, que realmente están haciendo bien las cosas. De todos modos, falta mucho para ver como para qué están", expresa.

"¿Por qué antes era más frecuente para SIC ser campeón?", se le consulta. "Esos equipos tenían mucha experiencia, con jugadores más grandes. Hoy los chicos se retiran antes, debido a la gran exigencia de entrenarse como un profesional siendo aún amateur, y teniendo que trabajar y estudiar a la vez", responde, asumiendo la realidad pero sin dejar de soñar.

"Hay que apuntar siempre a lo más alto", dice Fernando Conti, alguien que no solamente sabe lo que es ganar títulos en SIC. Sabe, como pocos, lo que es dedicar la vida entera a un club.

El partido entre SIC y Alumni
El partido entre SIC y Alumni Crédito: Hernán Zenteno

La síntesis del triunfo zanjero sobre Alumni por el Nacional

Alumni (16): Maximo Provenzano; Alejo González Chávez, Tomás Corneille, Franco Battezzati y Luca Sabato; Lucas Frana y Tomas Passerotti (capitán); Ignacio Etchegoyen, Mariano Romanini y Tobías Moyano; Iñaki Etchegaray y Santiago Alduncin; Guido Cambareri, Mateo Baldunciel y Tomas Bivort.

Ingresaron: Quaranta, Montagner, Magnasco y Desanto.

Entrenadores: Santiago Van ser Ghote y Nahuel Neyra.

SIC (35): Gastón Arias; Carlos Pirán, Joaquín Ferrari, Joaquin Domínguez y Rodrigo Etchart (C), Franco Moneta y Lucas Alcacer; Andrea Panzarini Mariano Moguens y Mateo Rodríguez Alcobendas; Marcos Borghi y Tomas Serrano Marcos Gatica, Lucas Rocha y Francisco Pachano.

Ingresaron: Meyrelles, Rizatto, Madero, Miguens, Pérez Cobo, Macchiavelo y Soares Gache.

Entrenadores: Gabriel Albanese, José Del Campo, Martín Schusterman y Federico Gallo.

Primer tiempo: 3 minutos, penal de Moneta (S); 6, penal de Frana (A); 8, penal de Moneta (S); 12, try de Sabato (A); 25, try de Provenzano (A); 30, penal de Moneta (S), y 35, try de Serrano (S).

Amonestados: 19 minutos, Serrano (S).

Resultado Parcial: Alumni 13 vs. 14 SIC.

Segundo tiempo: 2 minutos, penal de Frana (A); 14, gol de Moneta por try de Alcácer (S); 30, gol de Madero por try de Meyrelles (S), y 35, gol de Madero por try de Miguens (S).

Amonestados: 1 minuto, Rocha (S), y 35, Quaranta (A).

Árbitro: Juan Pablo Spirandelli.

Cancha: Alumni.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.