0

Se escapó a Colombia el único preso político argentino en Venezuela

Marcelo Crovato tiene cáncer de piel; estuvo detenido y sin tratamiento por 10 meses
Marcelo Crovato tiene cáncer de piel; estuvo detenido y sin tratamiento por 10 meses Crédito: Facebook
Daniel Lozano
0
17 de marzo de 2018  • 20:32

MEDELLÍN.- Marcelo Crovato, un preso político con doble nacionalidad argentina y venezolana, se fugó anteayer de su casa en Caracas, donde permanecía en arresto domiciliario. Atravesó la frontera con Colombia y viajó posteriormente a Bogotá , según confirmaron fuentes diplomáticas. Por su parte, Crovato en declaraciones a LA NACION dijo: "Estoy feliz porque estoy libre, pero triste por todo lo que quedó atrás".

La huida siguió pasos parecidos a los hechos por el exalcalde mayor de Caracas Antonio Ledezma, pero con destino distinto: según las fuentes, Crovato volará de la capital colombiana a la Argentina junto a su mujer y sus dos hijos.

"Cuando crucé lo primero que hice fue voltear hacia Venezuela, renovar la promesa y saludar con la seña Scout, comprometer el servir a la partida para [...] Mi promesa está viva, Scout por un día y para siempre como me enseñaste. Siempre listo", tuiteó anoche Crovato en su cuenta, en respuesta a un tuit de la diputada Cornelia Schmidt-Liermann (Cambiemos).

Crédito: Twitter

El caso de Marcelo Crovato figura ya en el archivo de los abusos del chavismo, e incluso se trata de un caso simbólico. Sobre este abogado de 50 años confluyeron tres arbitrariedades que rozan el esperpento: fue detenido por defender, como abogado, a unos clientes; jamás fue juzgado, a pesar de los cuatro años transcurridos, y contra él se aplicó la figura del "patriota cooperante", una especie de testigo protegido revolucionario que nadie conoce y en el que nadie cree, pero que los jueces chavistas usan como "prueba madre" en algunos juicios.

El abogado de origen argentino comenzó a colaborar con el Foro Penal y otras organizaciones de derechos humanos para asistir a los jóvenes detenidos durante las protestas de 2014, las mismas que llevaron a Leopoldo López a la cárcel.

Crovato se fue involucrando en la lucha hasta la noche del 22 de abril de 2014, cuando recibió la llamada de una familia que era allanada por la policía en Chacao, barrio de la zona este de la capital venezolana. Hasta allí se dirigió de madrugada con la intención de asistirla jurídicamente. Fue la decisión que cambió su vida: los policías se lo llevaron, junto a las cuatro personas que estaban en la vivienda. Quedó detenido en las dependencias de la policía científica y criminalística en San Agustín, para ser posteriormente acusado de asociación para delinquir, obstrucción de vía pública, desobediencia de las leyes e intimidación pública.

Marcelo Crovato llegó a Bogotá junto a su familia
Marcelo Crovato llegó a Bogotá junto a su familia Crédito: Facebook

Esa arbitrariedad jurídica lo arrojó a una mazmorra de presos comunes en Yare III, donde sufrió un verdadero calvario durante diez meses. Su deterioro físico -perdió más de 25 kilos- se vio perjudicado además por una caída que le provocó una severa lesión en las vértebras. Tras muchas solicitudes, fue operado de urgencia en un hospital de Caracas.

El absurdo jurídico que lo envolvía y sus problemas físicos también lo afectaron mentalmente, lo que lo empujó a un intento de suicidio. Amnistía Internacional intervino en su defensa, al exigir su libertad a fines de 2014 y denunciar las condiciones de su encarcelamiento.

Crédito: Twitter

"Marcelo Crovato debe ser liberado. Lleva ocho meses en detención preventiva, sin que se haya presentado evidencia sólida de los delitos por los que se lo acusa", indicó la organización en un comunicado público.

El 25 de febrero de 2015 fue trasladado a su hogar, bajo arresto domiciliario. Ese día comenzó otro calvario: un hombre encerrado en medio de un país en derrumbe, sin posibilidades de ayudar a su familia. Tres años después ha puesto fin a sus tribulaciones con su huida a Colombia, desde cuya capital regresará a la Argentina.

Con la colaboración de José María Costa

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.