El peronismo afín al kirchnerismo no habla de candidaturas y pide internas abiertas

El cierre estuvo a cargo del gobernador de la provincia de San Luis, Alberto Rodríguez Saá Fuente: Archivo
17 de marzo de 2018  • 21:57

VILLA MERCEDES, San Luis. Para el kirchnerismo y las líneas internas afines es "cuestión de tiempo" que los gobernadores se vayan sumando al proyecto "de unidad", al igual que los dirigentes más importantes del massismo y del randazzismo. También prefirieron dejar para dentro de unos meses el debate de candidaturas. Mientras tanto, el "Encuentro de la Militancia" peronista que cerró ayer en esta ciudad quedó dominado por los sectores más cercanos a los K.

En el cierre, a cargo del gobernador Alberto Rodríguez Saá y del parlamentario del Mercosur, Gabriel Mariotto -el resto de los dirigentes se retiró entre la noche del viernes y la mañana de ayer-, hubo un planteo directo a no hablar de candidaturas y a definirlas a través de una interna abierta.

"No se llega si miramos por el espejo retrovisor; se choca -dijo Rodríguez Saá-. No sigamos con eso de 'mi límite es.' y se señala a un compañero. El límite es el sistema neoiliberal y Mauricio Macri". De esa manera, sin nombres, contestó a los gobernadores y a Sergio Massa, quienes plantean que no están dispuestos aceptar a Cristina Fernández en un armado.

Aunque él mismo se anotó en la carrera a la Rosada, dijo que "no es momento ahora" de discutir candidaturas, "tal vez ni siquiera este año". Y agregó: "Por qué nos vamos a pelear hoy si lo resolvemos con una elección interna".

Con estilo poético y florido, Rodríguez Saá invitó a "soñar, a dejar de lado las pesadillas" y subrayó la decisión de los "dirigentes territoriales que saltaron" a los de arriba "para estar y empezar a construir entre todos".

También sostuvo que las candidaturas no deben ser testimoniales "porque eso es traicionar a los compañeros"; de paso pidió de nuevo por los "presos políticos de este Gobierno".

Respecto de la incorporación de más dirigentes y, en especial, de los gobernadores, el presidente del PJ, José Luis Gioja; el intendente de Resistencia, Jorge Capitanich y el diputado nacional Agustín Rossi señalaron que hay contactos, que el diálogo no está cortado. Enfatizan que sólo "con todos, hay 2019" para el PJ. Miran el próximo encuentro, que sería el mes que viene en Avellaneda.

El lugar apunta a limar "asperezas" entre intendentes bonaerenses y evitar reclamos sobre niveles de protagonismo; también intentarán que haya más equilibrio en las representaciones porque -aunque no lo admiten abiertamente- reconocen que el pegarse al kirchnerismo provoca "bajas". Por caso, el fin de semana faltaron dirigentes como Felipe Solá, Alberto Fernández y Fernando "Chino" Navarro.

Entre los intendentes, de la reunión de este fin de semana estuvieron el presidente del PJ bonaerense y jefe de Merlo, Gustavo Menéndez; Fernando Gray de Esteban Echeverría; Mario Secco, de Ensenada; Ariel Sujarchuk de Escobar y Alberto Descalzo, Ituzaingó. También Francisco "Paco" Durañona de Areco; Leonardo Nardini de Malvinas Argentinas y Alberto Descalzo, de Ituzaingó.

Respecto de las ausencias, el diputado kirchnerista Andrés "Cuervo" Larroque dijo a LA NACION que, a medida que se acerque la elección, los gobernadores se irán sumando porque "es el camino para construir una opción con posibilidades". Planteó que los funcionarios macristas los "aprietan a cambio de fondos, de obras".

Axel Kicillof interpretó que se "acabarán las ambigüedades" entre los mandatarios porque los "efectos negativos" de las políticas del Gobierno se sienten en las provincias. "Ya se ve que lo que (Mauricio) Macri ofreció y prometió era mentira", afirmó a este diario.

Fuente: Archivo Crédito: Fabián Marelli / LA NACION

Agustín Rossi: "Sin Cristina no hay unidad"

Para el presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi hay un "cambio cualitativo" en la agenda "de unidad" en la que trabaja el peronismo. "Sin Cristina Fernández no hay unidad", dijo a LA NACION en Villa Mercedes, donde participó del Encuentro de la Militancia.

-¿Sin los gobernadores peronistas se puede construir unidad?

-Se irán acercando; que no estén no significa que no haya conversaciones, intercambios. El camino se va armando, se irá construyendo.

-¿Conversan con ellos, tienen contactos? ¿Hablan de candidatos?

-En el peronismo, siempre, todos conversan con todos. Fue y es así. No hay que subordinar la importancia de estos encuentros a la cantidad de gente, sino observar el cambio cualitativo que hay en la agenda de unidad en la que estamos trabajando. Para las candidaturas falta tiempo, ya llegará el momento de hablar del tema.

-¿Cuándo se produjo?

-Entiendo que en diciembre, cuando se trató la reforma previsional. La oposición unida pudo ganar la calle, plantear observaciones comunes y casi logramos un triunfo en el recinto. Fue una muestra de que si se avanza en ese sentido se puede crecer. Un peronismo dividido es negocio para el macrismo, eso es lo que buscan; por eso aprietan.

-Son varios los gobernadores que coinciden en que con Cristina Fernández no hay acercamiento posible.

-Diría que sin Cristina no hay unidad; es la opositora más importante y no sólo hizo una buena elección en Buenos Aires sino que ayudó para los resultados en otras. La unidad debe ser con todos, sin exclusiones. No hay que personalizar la política; si queremos avanzar hay que hacer un esfuerzo en ese sentido. El desafío es construir una propuesta inclusiva, crear una alternativa que represente el 65% que rechaza este modelo.

José Luis Gioja: "No excluimos a nadie de las convocatorias"

El presidente del PJ y diputado nacional José Luis Gioja enfatizó que la convocatoria a la reunión en Villa Mercedes "no excluyó a nadie; las puertas están abiertas y se irán sumando". Ante una consulta puntual de LA NACION sobre la ausencia de los gobernadores, dijo "ya habrá tiempo; este encuentro es un hito, es muy importante".

-¿No le preocupa que los gobernadores insistan en diferenciarse?

-Ya se acercarán, hoy no es lo más importante. No sirve oponerse a la idea de juntarnos todos; es posible que haya encuentros. Hay que hacer un gran frente y esa es una tarea de todos, hay que trabajar con la militancia, andar por el país. Los gobernadores están en la gestión y tienen presiones; ya dije que hubo un abuso de autoridad para obligarlos a firmar el pacto fiscal.

-Tampoco participaron las primeras líneas del massismo y el randazzismo.

-Este encuentro marca un hito en la construcción hacia el futuro. Están las puertas abiertas, no excluimos a nadie, que quede bien claro. Reitero lo que dijo Eva Perón "cuando la Patria está en peligro ser peronista es una obligación" y ese es el deber que tenemos. Ya se están organizando otras reuniones, siempre con convocatoria amplia. No creo que el acercamiento entre dirigentes sea imposible; por el contrario, hay chances de diálogo.

-¿Qué rol tiene Cristina Fernández en este plan de unidad? Genera resistencias.

-Hay que levantar la bandera de unidad sin sectarismo; si nos dividimos le hacemos el juego al Gobierno. No hay dudas de que la ex Presidenta tiene que estar en este proyecto; ¿cómo vamos a decir que no es peronista? El peronismo bonaerense no puede quedar reducido al de (Florencio) Randazzo. Unidad Ciudadana convocó votantes y tiene muy buenos referentes, muchos peronistas.

Fuente: Archivo

Jorge Capitanich: "Los gobernadores no son una liga homogénea"

"Estamos cansados de los cobardes, de los que se dejan extorsionar. ¿Hasta cuándo se van a dejar apretar?", lanzó Jorge Capitanich en su discurso en el Arena de Villa Mercedes. No dijo de quién hablaba pero la mayoría interpretó que era un mensaje a los gobernadores.

-¿Son "cobardes" los gobernadores?

-Hay distintos niveles de participación, no se puede medir porque estén o no. Algunos mandaron legisladores y otros funcionarios con responsabilidades políticas. No son una liga homogénea. Estos encuentros son para construir los cimientos de un edificio y los distintos actores se irán sumando a medida que se acerque el proceso electoral de 2019.

-¿Cuándo hablarán de candidaturas, hoy deslizaron que es un tema que generaría roces?

-Con el objetivo de incluir, de ser amplios, se habla de "encuentro de militancia" y no, por ejemplo, de "congreso". En la misma línea está lo de las candidaturas. Esto es un proceso, primero hay que tender las vías, después poner la locomotora y elegir el sistema que se usará para arrancar. Elegir el candidato es el paso que implica decidir al mejor para llevar todos los vagones hacia adelante. Hay etapas. No queremos excluir a nadie; hay que construir unidad en la diversidad.

-¿Qué les responde a los que dicen que no se puede hablar de unidad si está Cristina Fernández?

-Hicimos una humilde convocatoria y fuimos desbordados, vemos con perspectiva lo que se puede construir; hay distintos sectores partidarios, gremios. No nos debe dividir el pasado, sino levantar sobre el presente mirando hacia el futuro. No es fácil, pero es lo hay que hacer. Tenemos dos opciones, una gran primaria o una reducida. Si hay más división tenemos que maximizar el voto opositor en detrimento del oficialista.