0

Preocupa en Lomas de Zamora la captación narco de menores

Fuente: Archivo
Referentes de la Iglesia siguen con atención el problema de adicciones de niños en los asentamientos ubicados en la zona sur del conurbano; dos bandas se disputan los puntos de venta de estupefacientes
Belisario Sangiorgio
0
18 de marzo de 2018  

Los grupos delictivos que controlan el narcotráfico en el partido bonaerense de Lomas de Zamora imponen el silencio con sicarios y escopetas para sostener un enorme sistema de redes de venta de drogas en los barrios de Ingeniero Budge, Villa Fiorito, Llavallol, Centenario y Albertina. Así lo determinan investigaciones judiciales que siguen los pasos de, al menos, dos organizaciones criminales que están detrás de la apertura de búnkeres narco en el sur del conurbano.

Uno de los blancos de esas bandas son los menores, tanto para fomentar el uso de drogas como para utilizarlos como "soldaditos". Varias fuentes consultadas confirmaron que los niños de la zona comienzan a consumir drogas a los ocho años e ingresan en el mundo del narcomenudeo siendo apenas adolescentes.

Los grupos criminales cuentan con sicarios armados que amenazan a vecinos y controlan asentamientos en los que se instalaron los puestos de venta de drogas. Los habitantes de estas localidades saben que en esa zona hay una disputa por el control territorial de la distribución de cocaína, paco y marihuana.

El miedo reina en los caseríos. Los ajustes de cuentas y los tiros en las piernas como advertencia son moneda corriente. Todo sucede en rincones tan alejados que estos delitos son, muchas veces, incontables o inclasificables. Ni siquiera se denuncian, según aseguraron tanto los vecinos como fuentes policiales.

El sacerdote Osvaldo Mouriño, integrante de la Pastoral de Adicciones de Lomas de Zamora, confirmó esa peligrosa situación: "La comunidad se siente vulnerable por la violencia en las calles. Nosotros acompañamos a niños de nueve o diez años que están internados por sus años de consumo y con adicciones desarrolladas. Los barrios nuevos son muy humildes y aptos para que se instale la venta".

A su vez, Mouriño dijo que la Iglesia abrió cerca del Puente La Noria un hospital de día para jóvenes adictos y prepara constantemente agentes territoriales que trabajan en prevención, recepción y acompañamiento de adolescentes y adultos en situación de consumo problemático.

Durante una charla con LA NACION, el sacerdote explicó: "La habilidad del narcotráfico no tiene límites. Por eso, los traficantes llegan al barrio a través de chicos menores y de las familias. Evidentemente, la situación social de los barrios hace que los vecinos vean en la venta de drogas una forma de subsistencia".

Y agregó: "Vemos que cuando nuestros jóvenes pasan los 13 años de edad hay una impotencia, una incapacidad de las familias para poder contenerlos. Y es preocupante. Al dejar la escuela, ya son los chicos de la esquina. El niño que deja la escuela pasa a la calle, donde se forman grupos muy heterogéneos. Allí están las personas que inician a los jóvenes en el consumo. Por eso el abordaje no debe ser solo sanitario, sino integral. La problemática es social y compleja".

Investigaciones judiciales

Diferentes reportes policiales señalan que al menos dos grandes y violentas bandas dedicadas a la distribución de drogas operan en las localidades bonaerenses ubicadas junto al Riachuelo.

Estos documentos, junto a la cantidad de armas de fuego incautadas en los allanamientos y el testimonio de los vecinos, ratifican que -pese a que una gran cantidad de narcos ya fueron detenidos ambas mafias sostienen el funcionamiento de sus negocios.

Los líderes del grupo criminal más importante de la zona son de nacionalidad peruana, mientras que otra organización importante tiene líderes paraguayos.

Según los documentos judiciales, tras una primera y sólida cadena de capturas y allanamientos, ahora los investigadores federales intentan "individualizar" a miembros del clan peruano, mientras siguen la ruta del dinero lavado. Buscan también determinar qué "funcionarios policiales les habrían brindado cobertura" a estos narcos.

El grupo liderado por ciudadanos de origen peruano contaba con más de 25 "soldados" activos en Lomas de Zamora, imputados ahora con diferentes acusaciones. Algunos miembros de la segunda línea son actualmente señalados como responsables de dos homicidios y dos intentos de homicidio que tenían por objeto intimidar a rivales y dar advertencias a sus propios vendedores de drogas.

Por otro lado, el grupo de narcotraficantes paraguayos es investigado desde octubre de 2016 y tres líderes locales ya fueron capturados. Sin embargo, los reportes de la Gendarmería Nacional confirman que este grupo aún opera en los alrededores de la estación Turner del Ferrocarril Roca.

Esas investigaciones indican que a la altura del kilómetro 34 de ese ramal funcionaría un centro de "venta, almacenamiento y acondicionamiento de narcóticos". En el marco de esa pesquisa, la Justicia aún intenta identificar y capturar a los proveedores de las drogas.

En el Juzgado Federal Criminal y Correccional Nº 1 de Lomas de Zamora confirmaron a LA NACION que "hay causas abiertas" en las que se investiga a diferentes narcotraficantes que operan en el partido bonaerense: "Presumimos que pueden responder a únicos distribuidores". Por ejemplo, durante 2017, ese juzgado desarmó una cocina de cocaína en Ingeniero Budge. Allí encontraron 15 kilos de droga y precursores químicos. Y el año pasado se iniciaron 215 causas por tráfico de drogas en el fuero federal que tuvieron su raíz en el partido bonaerense de Lomas de Zamora.

La más reciente tasa de homicidios conocida en el conurbano señala que los asesinatos en Lomas de Zamora alcanzan a 9,6 cada 100.000 habitantes. Y las investigaciones judiciales afirman que los enfrentamientos no sólo surgen entre grupos antagónicos, sino que también la comercialización de drogas cobra cuotas de sangre al interior de las organizaciones de narcos por deudas o traiciones.

Un problema que crece

1243 operativos

Se intensificaron desde enero de 2016 los procedimientos contra vendedores de drogas en Lomas de Zamora.

90 kilos de cocaína

Fueron secuestrados en los búnkeres instalados en Lomas de Zamora. También se decomisaron 290 kilos de marihuana.

2278 Detenidos

Es la cifra de arrestados en los últimos dos años por la comercialización de drogas a la vera del Riachuelo.

84.000 dosis de paco

Fueron incautadas durante los operativos en Lomas de Zamora, además se registraron importantes decomisos de drogas sintéticas, con 30.000 dosis de LSD.

Bandas en disputa

Las investigaciones judiciales determinan que dos grupos narcos se disputan el control de los puestos de venta en los asentamientos de Lomas de Zamora; una de las zonas más riesgosas se encuentra en las cercanías de las calles Bariloche y Canadá, en Ingeniero Budge.

Centro de adictos

La Iglesia abrió cerca del Puente La Noria un centro de atención sanitaria de día para atender a jóvenes con problemas de adicciones; el sacerdote Osvaldo Mouriño advirtió que los narcos fomentan el consumo en niños de ocho años para su posterior incorporación a las bandas.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.