0

El director de 12 monos, Terry Gilliam, dijo que el movimiento #MeToo es "una turba"

El cineasta también lo calificó de "tonto" y "simplista" y la actriz Ellen Barkin le respondió con un revelador mensaje
El cineasta también lo calificó de "tonto" y "simplista" y la actriz Ellen Barkin le respondió con un revelador mensaje Fuente: Archivo
0
18 de marzo de 2018  • 10:45

El movimiento #MeToo, que ayuda a visibilizar los casos de acoso y abuso sexual, fue duramente cuestionado por el cineasta Terry Gilliam. El ex Monty Python, y realizador de celebrados films que marcaron las décadas del 80 y 90 como Brazil, El rey pescador, 12 monos y Pánico y locura en Las Vegas, brindó una entrevista a AFP en la que comparó a dicho movimiento con una turba. "La tiranía de la turba está dominando, la turba está allí afuera, llevando sus antorchas para quemar el castillo de Frankenstein", señaló, y también tildó al #MeToo de "tonto" y "simplista".

Asimismo, el director fue un paso más allá y aludió a las actrices que denunciaron al productor Harvey Weinstein, revirtiendo las culpas. "Harvey les abrió las puertas a algunas personas, una noche con Harvey: ése es el precio que pagás", declaró sin eufemismos. "Este es un mundo de víctimas, creo que muchas salieron bien de sus reuniones con Harvey y otras no, las que salieron bien sabían lo que hacían. Estamos hablando de adultos con mucha ambición", añadió. Sin embargo, sí calificó al ex magnate de Miramax como "un monstruo" y no brindó esperanzas respecto a un posible cambio de paradigma en la industria. "Hollywood no va a cambiar, el poder siempre tiene ventaja, siempre la tuvo", concluyó.

La actriz Ellen Barkin trabajó con Gilliam en Pánico y locura en Las Vegas y dejó entrever que no tuvo una buena experiencia
La actriz Ellen Barkin trabajó con Gilliam en Pánico y locura en Las Vegas y dejó entrever que no tuvo una buena experiencia Fuente: Archivo

La dura respuesta de la actriz Ellen Barkin. Al leer las declaraciones de Gilliam, la intérprete, quien trabajó con el director en 1998 en Pánico y locura en Las Vegas , inició una discusión sobre sus palabras en Twitter, y aseveró que el realizador es "el último hombre en castigar a un movimiento que está intentando proteger a las mujeres de hombres abusivos". De todas formas, fue un tuit en particular el que encendió la mecha: "Mi consejo duramente obtenido: nunca te metas en un ascensor sola con Terry Gilliam", escribió la actriz, sin brindar detalles sobre el mensaje en cuestión.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios