0

San Antonio, la ciudad que late al ritmo de una leyenda con acento argentino: Emanuel Ginóbili

Pintada con la imagen de Manu en las calles de San Antonio
Pintada con la imagen de Manu en las calles de San Antonio Fuente: LA NACION
Diego Morini
0
19 de marzo de 2018  

SAN ANTONIO.- Apenas con pisar una vez esta ciudad es posible comprender la dimensión de lo que él representa. Los locales, la gente, las casas. Todo tiene alguna imagen que marca el pulso de su ascendencia aquí. Los murales que comparte con Tony Parker y Tim Duncan son la muestra más perfecta de quién es Emanuel Ginóbili para esta gente. Aquí en los Estados Unidos, bien cerca de México, la expresión de la los fanáticos de San Antonio Spurs es automática: miran fijo a su interlocutor, gesticulan para darle más sentido a sus palabras y contestan con los ojos bien abiertos y sin pestañear: "Es todo. Es una persona como nosotros".

Cecil Shells camina por las calles del Downtown y parece perdida. No le dan las manos para enviar mensajes por su teléfono móvil. Parece asustada, pero no lo está. Todo lo contrario. Se escucha que está hablando en español, pero se le mezclan las palabras y también lo hace en inglés. La frase es corta y simple: "Me abrió la puerta y me dejó pasar". Le cuenta a su tía primero, después a unas amigas, más tarde a su esposo y a casi todo su agenda en el celular.

Lo concreto es que Cecil vivió algo que no podía imaginar. Fue al Facility, donde se entrenan los Spurs, a acompañar a un amigo que debía tomar unas fotos del equipo. Allí, los jugadores suelen salir con sus automóviles y paran a firmar algún autógrafo. Lo concreto es que esa mañana Manu Ginóbili tras terminar con su trabajo en la práctica salió por otra puerta y en un salón estaba Cecil esperando a su amigo que termine con la tarea, cuando lo vio al 20 de los Spurs se quedó helada y no supo bien qué decirle. Necesitaba salir del lugar Manu y Cecil estaba por hacer lo mismo, pero como un caballero el bahiense abrió la puerta y dejó que pasara ella primero. Ese sencillo acto representó todo para Cecil. Quizás sea difícil de comprender, pero para ella, la leyenda de la ciudad tuvo un gesto que no se podrá olvidar. Tanto que se subió al vehículo de su amigo y se largó a llorar.

Para entender mejor la dimensión del amor de la gente por Ginóbili aquí, la historia que incluye a Julio Lamas, es una síntesis perfecta de todo. Durante las finales de la NBA de 2013, el entrenador argentino, en ese momento DT de la selección de la Argentina de básquetbol, visitó San Antonio para ver la serie contra Miami. Salió a caminar temprano y eligió desayunar en un lugar diferente. Después de andar varias cuadras, su elección fue al azar. Todo parecía un comienzo de día más, sin embargo, en el momento de pagar la cuenta, el mesero le informó que alguien ya había abonado sus gastos. Lamas no lo advirtió, pero cuando ingresó al lugar, alguien lo reconoció, se corrió la voz entre los empleados y eso despertó una expectación que él no tuvo en cuenta.

Un clásico: Manu, en contacto con los fanáticos
Un clásico: Manu, en contacto con los fanáticos Crédito: Twitter

Al entrenador lo sorprendió este anuncio del mesero y su primera reacción fue no aceptar tal cosa. Sin embargo, cuando escuchó quién y por qué había sucedido todo esto, no tuvo más alternativa que resignarse y aceptar. El mozo le explicó que una mujer mexicana, que trabajaba en la cocina, decidió pagar su desayuno. Lamas pidió conocerla e insistió diciéndole que no tenía por qué hacerlo. La mujer le dijo que los dueños les ofrecían a todos sus empleados un desayuno o una merienda sin cargo y ella al saber de su presenta entendió que debía tener este gesto con Lamas. "Usted es el entrenador de la selección argentina. Me dijeron que usted conoce a Ginóbili. Y Manu es la persona que mejor representa a los latinos en los Estados Unidos. Por favor, acéptelo, es un orgullo poder hacerlo por usted", le dijo. Y se quedaron los dos sin más palabras.

No se tratan de casos aislados los que demuestran lo que el 20 de los Spurs inspira a esta ciudad. Hace menos de un mes el San Antonio Express News abrió su suplemento dominical con una foto de Ginóbili y en el titular aseguraban que podían dar 40 razones por las que Manu es el jugador más adorado de la franquicia texana. Y allí aseguran, que este amor por el argentino se debe, entre tantas otras cosas, por su sentido del humor, su manejo del idioma, el amor que tiene por su familia, porque se burla de sí mismo, porque les dedica mucho tiempo a los fanáticos después de cada partido, porque siempre privilegió el bien del equipo por encima de su lucimiento personal y hasta por su concepto de la amistad, ya que destacan el vínculo que generó con Diaw, Tiago Splitter, Mills, y que hasta comparte vacaciones con compañeros con los que jugó en la Generación Dorada.

Late esta ciudad con el nombre de Ginóbili y cuando surge la consulta de por qué en esta ciudad quieren tanto al 20 de los Spurs, incluso muchos aseguran que por encima de Duncan, la respuesta esta sencilla como contundente: "Es como cualquiera de nosotros".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.