Comienzan los alegatos en el juicio contra la banda de Los Monos

En la apertura del debate, los fiscales habían pedido penas de hasta 41 años de prisión
(0)
19 de marzo de 2018  

Los fiscales del juicio contra Los Monos iniciarán hoy el alegato final del debate oral en el que 12 presuntos integrantes de la narcobanda rosarina están acusados de asociación ilícita y 13 miembros de distintas fuerzas de seguridad, como sus cómplices o encubridores. En la audiencia, los fiscales Gonzalo Fernández Bussy y Luis Schiappa Pietra acusarán a cinco miembros de Los Monos, entre ellos sus cabecillas, por cinco homicidios.

Casi 200 testigos declararon ante los jueces Ismael Manfrín, Marisol Usandizaga y María Isabel Más Varela, que también analizaron escuchas telefónicas, registros y documentos aportados por la acusación. En los alegatos de apertura, Fernández Bussy y Schiappa Pietra solicitaron 41 años de prisión para Ramón "Monchi" Machuca, 24 para Ariel "Guille" Cantero y 10 para su padre, Ariel "Viejo" Cantero, al considerarlos jefes y organizadores de una asociación ilícita destinada a cometer múltiples delitos, desde amenazas y lesiones hasta cohecho activo y portación ilegal de armas de fuego.

"Esta asociación ilícita rentabilizó la violencia", y "esta rentabilización consistió en provocar y usufructuar un territorio liberado mediante la imposición del miedo y con una organización sistemática de la violencia", alegaron los fiscales.

"Como toda banda, sus miembros tenían roles asignados. No todos apretaban el gatillo, no todos diseñaban el negocio de la violencia ni todos la ejercían, no todos limpiaban los rastros, incluso los financieros, para escapar así del accionar de la Justicia", sostuvo Fernández Bussy. Agregó que si bien "no todos manejaban y decidían cómo se realizaba ese negocio de la violencia, todos mantenían un vínculo y un sentido de pertenencia y conocimiento de las actividades ilícitas".

Detrás de los Cantero, los fiscales ubicaron, a modo de pirámide, a "los esbirros o ejecutores" de los planes criminales pergeñados por la conducción de la banda. En ese rol se ubicó a Leandro "Gordo" Vilches, Jorge Emanuel Chamorro y Andrés "Gitano" Fernández, para quienes pidieron penas de 12, 10 y 14 años de cárcel, respectivamente.

Para los fiscales, la asociación "tuvo que trabajar como una empresa lícita" con el fin de "ocultar los bienes que adquirían", para lo que fue necesaria la designación de "testaferros", entre quienes señalaron a las mujeres del clan Cantero -Silvana Jésica Gorosito y Lorena Verdún-, a Mariano Salomón, a Agustín Ruiz y a Francisco Lapiana.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.