En plena tensión con Occidente,una clara reelección fortalece a Putin

Putin le habla a sus seguidores en un acto en el centro de Moscú
Putin le habla a sus seguidores en un acto en el centro de Moscú Fuente: Reuters
Obtuvo el 76% de los votos, en unas elecciones muy cuestionadas por la oposición; cuando termine su mandato de seis años, habrá gobernado el país más grande del mundo por un cuarto de siglo; habló del caso del exespía
Luisa Corradini
(0)
19 de marzo de 2018  

PARÍS.- Con el 76% de los votos, el presidente ruso, Vladimir Putin , obtuvo ayer una aplastante victoria electoral , que le permitirá seguir gobernando el país más vasto del mundo por otros seis años, hasta 2024.

La reelección del hombre que más tiempo ha gobernado Rusia después del dictador soviético Josef Stalin se produce en medio de una de las peores crisis diplomáticas entre Rusia y Occidente desde los tiempos de la Guerra Fría.

"Veo en estos resultados el reconocimiento de que se hicieron muchas cosas en condiciones muy difíciles", dijo ayer con visible exaltación frente a decenas de miles de admiradores que inundaron la célebre Plaza Roja de Moscú, a pesar del frío glacial. "Es muy importante que conservemos esta unidad, tan necesaria para avanzar", agregó, mientras los militantes repetían a coro: "Tomamos la buena decisión".

Durante su campaña, Putin había prometido aumentar las defensas de Rusia contra Occidente y, sobre todo, elevar el nivel de vida de la población. A los 65 años y después de 18 en el poder, Vladimir Putin obtuvo el 76%, con la mitad de los votos escrutados. Apoyado por la televisión estatal, el partido de gobierno y una campaña de comunicación que le otorgaba un 80% de opiniones favorables, su victoria nunca fue tema de discusión.

Putin superó así ampliamente al candidato del Partido Comunista, Pável Grudinin, que obtenía apenas 13,4%, delante del ultranacionalista Vladimir Zhirinovski (6,3%) y la periodista allegada a la oposición liberal, Ksenia Sobchak (2,5%).

Para estos comicios sin ningún suspenso, el líder del Kremlin hizo de la movilización su principal objetivo. Un desafío ampliamente ganado, a juzgar por las cifras de la Comisión Electoral, que daba una participación de 51,9%, cuatro horas antes del cierre de las oficinas de votación. De confirmarse, ese porcentaje sería aún más alto que el de las elecciones presidenciales de 2012, que marcaron su regreso al Kremlin tras cuatro años ocupando el puesto de primer ministro.

Su principal adversario, Alexei Navalny, excluido de las elecciones después de haber sido declarado inelegible por la Justicia, denunció ayer no solo las cifras de la participación, sino los resultados, "inflados gracias a un fraude masivo".

"La victoria con más de 70% fue decidida de antemano", declaró Navalny ante la prensa. "La única manera de llevar adelante la lucha política en Rusia es manifestar. Nosotros seguiremos haciéndolo", aseguró.

Putin fue reelecto en Rusia

0:42
Video

A media tarde de ayer, la ONG Golos, especializada en el control de elecciones, declaró unas 2255 irregularidades: urnas "cargadas" de boletas pro-Putin por los responsables de los centros de votación, votos múltiples u obstaculización del trabajo de los observadores. Militantes de la oposición también señalaron la presencia de centenares de electores traídos en colectivos a votar por la policía o cupones de reducción de alimentos distribuidos a la gente. Las autoridades, según algunos medios independientes, habrían presionado a los empleados públicos y a los estudiantes para que fueran a votar.

Navalny compartió en las redes sociales numerosos videos que muestran fraudes en los locales de voto. Sin demasiado éxito, también había llamado a los rusos a boicotear los comicios y enviado unos 33.000 observadores a los sitios de votación. Por su parte, Ksenia Sobchak pidió por el contrario a los electores que se presentaran a las urnas: "Mientras más alto sea el resultado a favor de Putin, más duro será el sistema", declaró.

Criticado por algunos por el retroceso de las libertades individuales, Putin -que al término de este nuevo mandato, con 71 años, habrá pasado un cuarto de siglo en el poder- es aclamado por la mayoría por haberle devuelto la estabilidad al país tras los difíciles años 1990.

"Fue con Putin que pudimos comenzar a vivir una vida normal. El aislamiento de Rusia no es grave. Es incluso benéfico para el mercado económico interno", afirma Andrei Zamarti, profesor universitario de Economía.

Consciente de que todos se preguntan si piensa volver a presentar su candidatura en 2024, ayer utilizó la ironía: "Lo que usted dice es idiota. ¿Qué? ¿Acaso me voy a quedar en el Kremlin durante 100 años?", respondió a un periodista.

Fuente: AP

Simbólicamente, los comicios en los que había 107 millones de electores inscriptos se realizaron exactamente cuatro años después de la anexión de la península de Crimea, una iniciativa que transformó a Putin en una suerte de héroe nacional en su país, pero envenenó las relaciones del Kremlin con Estados Unidos y Europa.

Las elecciones también se realizaron en un contexto de extrema tensión entre Moscú y Occidente, tras el envenenamiento del exagente doble ruso Sergei Skripal y su hija en Gran Bretaña, y la muerte de Nikolai Glushkov, hallado el lunes pasado estrangulado en su residencia de Londres. Durante los escasos minutos que consagró a la prensa anoche, después de su discurso, Putin calificó las acusaciones británicas sobre el envenenamiento de Skripal de "sin sentido". Si la sustancia utilizada hubiera sido realmente un agente de tipo militar "hubiese matado en el acto a todos los presentes", precisó.

Para sus seguidores, convencidos de que esos episodios fueron una manipulación occidental para desestabilizar las elecciones, los resultados de ayer representan una venganza contra Washington y Europa.

"Creo que en Estados Unidos y en Gran Bretaña hoy comprendieron que no pueden influenciar nuestras elecciones", declaró a la televisión el senador oficialista Igor Morozov.

Valentina Matviyenko, allegada a Putin y presidenta del Senado, calificó los resultados de "victoria moral" contra Occidente.

Una elección sin rivales

  • Vladimir Putin

Presidente de Rusia

75,6%

Se perfila como la mayor victoria electoral de su carrera, aunque sus detractores denuncian que las condiciones no eran las ideales

  • Pável Grudinin

Partido comunista

13,4%

El empresario que sorprendió por su carisma y asustó a algunos por sus elogios a Stalin quedó en segundo lugar como vaticinaban las encuestas

  • Vladimir Zhirinovski

Partido Liberal Democrático

6,3%

El controvertido populista de derecha que indignó a las mujeres y las minorías con sus comentarios racistas obtuvo tan solo el 6,3% de los votos

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios