Una mujer embarazada baleada está grave y se investigan amenazas previas

Hospital Carlos Bocalandro
Hospital Carlos Bocalandro Fuente: Archivo
(0)
19 de marzo de 2018  • 13:05

Yamila Nápoli, la joven de 22 años embarazada y baleada en el cuello cuando circulaba en una moto por Loma Hermosa, en San Martín, se encuentra internada en grave estado y por la declaración testimonial de un familiar los investigadores analizan si la víctima y su novio fueron amenazados previamente.

Así lo informaron a LA NACION fuentes policiales. En un primer momento, personal de la comisaría Si bien inicialmente en base a ese testimonio la policía de la seccional 5° de San Martín, en Billinghurst, y el fiscal de turno de San Martín, Carlos Insaurralde, trabajaron en la hipótesis de un intento de robo, con el avance de la investigación se incorporó una declaración testimonial que daba cuenta que la pareja, previo al hecho, había recibido amenazas de un joven conocido por el alias de Sopa y que vive en una villa de San Martín.

El hecho ocurrió ayer alrededor de las 14.30 frente a un quiosco ubicado en calle San Martín al 7900, entre Belgrano y Alvear, en el barrio UTA, en Loma Hermosa. Cuando Nápoli y su novio, Germán Villagra, de 27 años, detuvieron la marcha de una moto que recién habían comprado.

Según Villagra, se detuvieron a comprar algo en un quiosco y que cuándo estaba en el oyó un disparo y, al salir, halló a su novia tirada en la vereda, con un tiro en el cuello y junto a la moto.

El joven llevó a su novia al hospital Bocalandro. El director médico de ese centro asistencial, Eduardo Picoroso, informó esta mañana a la prensa que la joven está muy grave, ya que recibió un impacto de bala que le ingresó por la parte posterior del cuello y le salió por la tráquea.

"Llegó en muy malas condiciones, la tuvieron que reanimar y una vez que la estabilizaron la pudieron subir al quirófano y la intervinieron. Fue una operación bastante difícil y grave y está en terapia intensiva", explicó Picoroso, según informó la agencia de noticias Télam.

La hipótesis del intento de robo, que aún no fue descartada, perdió fuerza cuando, según fuentes policiales, declaró como testigo Héctor Villagra, cuñado de la víctima y propietario de la moto en la que la pareja atacada se movilizaba.

Según fuentes policiales, el testigo, de 36 años, sostuvo que el autor del ataque sería un hombre que vive en una villa de San Martín. Los informantes lo identificaron con el apodo de "Sopa".

"Según el testigo, que desde hace tiempo su hermano y cuñada tienen problemas con esta persona. Y contó que en otras oportunidades ha disparado a la pareja, pero sin provocarle heridas".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.