Polo, asado y vino argentino: el lado B del G-20

Los organizadores del G-20 ofrecieron a los funcionarios de los países participantes ver un partido en el Campo de Palermo
Los organizadores del G-20 ofrecieron a los funcionarios de los países participantes ver un partido en el Campo de Palermo Fuente: Archivo
Sofía Diamante
(0)
19 de marzo de 2018  • 14:05

El objetivo del Gobierno es claro desde el primer momento que la Argentina fue elegida en 2016 para organizar el G-20 : vender la marca país. Por eso cada detalle es importante y desde la organización del foro no quieren dejar nada librado al azar.

Para empezar, los 57 jefes de delegaciones (ministros de finanzas, presidentes de bancos centrales y titulares de organizaciones internacionales) fueron recibidos con un brunch en el recién inaugurado Centro de Exposiciones de la Ciudad (a lado de la Facultad de Derecho).

Se sirvió una tabla de fiambres, bife de salmón, jamón crudo, variedades de panes artesanales, verdura grilladas, ensalada de tomate, palta y choclo, y gaseosas. No hubo alcohol en la primera reunión de la mañana.

La idea era presentar una abundante oferta para que los funcionarios controlen su apetito hasta la tarde, donde después de las fotos oficiales, participaron de una actividad recreativa en el campo de Polo de Palermo.

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, mostrando el asado argentino
El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, mostrando el asado argentino

Tanto los ministros como los presidentes de los bancos centrales y sus equipos técnicos apreciaron a partir de las 18.20 en la cancha dos de la Catedral del Polo un partido de media hora (cuatro chukkers) entre los equipos El Trébol y Venado Tuerto, el primer gran clásico de la Argentina. Después hubo un encuentro entre los funcionarios y los jugadores.

El Trébol, de 23 goles, formó con Alejo Nitti, 1 gol; Alberto Heguy, (h) 7 goles; Facundo Sola, 9 goles, e Ignacio Figueras, 6 goles. El entrenador es Delfín Uranga. En tanto, Venado Tuerto, también de 23 goles, tuvo en su equipo a Federico Virasoro, 1 gol; Guillermo Terrera, 8 goles; Marcos Di Paola, 7 goles; Eduardo Heguy, 7 goles, y a Carlos Menéndez Behety, como entrenador.

Funcionarios de los países del G-20 se sacaron fotos con los jugadores de polo argentinos
Funcionarios de los países del G-20 se sacaron fotos con los jugadores de polo argentinos

Finalmente, en el mismo campo de polo, las autoridades oficiales ofrecieron un asado con ensalada y sirvieron vino malbec y chardonay de la bodega argentina Luigi Bosca. La idea, dicen en el ministerio de Hacienda, es mostrar la cultura argentina. A lo largo de todo el año, se realizarán más eventos del G-20 por el interior del país: Ushuaia, Salta, Mendoza, Iguazú, Córdoba, Mar del Plata y Jujuy, son algunos de los lugares designados.

Qué es el G-20 y qué impacto tiene en la Argentina

1:18
Video

Historia entre El Trébol y Venado Tuerto

Las famosas confrontaciones entre El Trébol y Venado Tuerto sirvieron para delimitar una década de oro de nuestro polo. El Trébol, con Luis y Heriberto Duggan y Julio y Carlos Menditeguy fue el creador del polo pensado, de aquel en que la habilidad del jinete, la velocidad del caballo y la potencia del brazo recibieron el complemento de un trabajo mental que ennoblece al juego con su sinfonía de sutilezas, relevos, pases y floreos.

Venado Tuerto en contrapartida reverenció principalmente lo práctico. En poder del primero la bocha no llegaba a los postes por el camino más corto, sino por el más delicado y sutil. Cuando la obtenía el venadense, bastaban dos o tres tacazos para que se anidase entre los postes, con menos lujos, con más frialdad, con similar talento en Juan y Roberto Cavanagh y en Enrique y Juan C. Alberdi que en sus rivales de siempre. Venado Tuerto era de una solidez y fortaleza tal que su estilo fue imitado en todo el mundo.

El Trébol ganó los campeonatos de 1939, 1940, 1941, 1942 y 1943; en 1954, 1956 y 1960 lo hizo con otras formaciones. Venado Tuerto en tanto logró los de 1944, en 1945 no se jugó por conflicto mundial, 1946, 1947, 1948, 1949 y 1950 y por último en 1955.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.