Tres aplicaciones de delivery que te llevan cualquier pedido a tu casa

Desde Glovo a Rappi y Treggo, en la Argentina crece el segmento de servicios de entrega de pedidos a medida para particulares
Desde Glovo a Rappi y Treggo, en la Argentina crece el segmento de servicios de entrega de pedidos a medida para particulares
Sebastián Davidovsky
(0)
20 de marzo de 2018  • 00:25

Ir a buscar un pedido a un local de comida que no tiene servicio de entrega a domicilio. O algo más básico: como rescatar las llaves de la casa que quedaron olvidadas en otro lugar, o pedir que alguien traiga una bolsa de hielo. Las opciones y las necesidades son variadas pero todas las apps que ya existen en la Argentina tienen un mismo objetivo: hacer un encargo y que, al estilo Uber, los clientes puedan saber en tiempo real el trayecto para saber exacto cuándo lo recibirán. Desde este mes ya son al menos tres las aplicaciones que permiten cumplir con este objetivo.

Glovo

La empresa española arribó hace algunas semanas al país con un servicio que permite solicitar una bici, una moto o un auto para pedir envíos específicos, con locales adheridos a su servicio y con ofertas ya armadas, de restaurantes, de regalos, snacks y postres. También se puede solicitar algo específico de la farmacia, de venta libre, y también cuenta con las opciones "Lo que sea" o "Recoger o Enviar" cualquier pedido, siempre y cuando entre en las cajas del delivery.

Los glovers (cadetes), quienes deben ser monotributistas, son los encargados de llevar esos pedidos. La empresa cobra una comisión de la tarifa a los usuarios, que varía entre el 3 y el 10 por ciento. La empresa dice garantizarles 100 pesos por pedido. "Nosotros damos un servicio de urgencia. Los supermercados, por ejemplo, tienen delivery, pero tardan mucho en entregarlo. Nosotros garantizamos la inmediatez", sostiene Matías Gath, country manager de la empresa, y creador de Kadabra, una plataforma similar que había creado hace dos años. Las formas de pago incluyen efectivo y tarjetas. Y ya funciona en Buenos Aires y La Plata.

Disponible para Android y iOS.

Rappi

Esta empresa colombiana pone su foco exclusivamente en el uso de envíos a domicilio en bicicleta. Su servicio tiene dos pilares: para los clientes y también para los comercios que no tienen un red sólida de delivery. "En Argentina hay mucha necesidad, a diferencia de otros países que no tienen la costumbre del delivery", señala Carlos Miguel Correa, líder de comunicaciones y relaciones públicas de Rappi.

Además, tienen su centro de desarrollo en el país. Hoy son 12. Pero planean ser 40 en los próximos meses. Al igual que los glovers, su plataforma permite la inscripción de trabajadores, llamados Rappitenderos, sin relación de dependencia, con el monotributo al día. Ellos deben tener un celular Android y datos. Y una bicicleta. Por cada envío cobran 35 pesos ("más propinas"), de los cuales la empresa no retiene nada. "Calculamos que van a poder hacer tres por hora", señala Correa. El negocio de Rappi, en rigor, está en proveer la tecnología para que los comercios utilicen sus servicios de entrega. Por ahora, el rango de funcionamiento es limitado: solo Palermo, Recoleta y Las Cañitas. Aunque próximamente lanzarán microcentro. "El 90 por ciento de los que hacen delivery con nosotros no se dedica en su tiempo a esto. Tienen otro tipo de empleo. Son ingresos incrementales", aseguran. Desde que lanzaron, hace tres semanas, sostienen haber hecho mil entregas por día.

Disponible para Android y iOS.

La opción argentina: Treggo

A diferencia de Rappi y de Glovo, Treggo ofrece envíos también en auto y miniflete. "Nuestro foco está en el negocio B2B; queremos que cualquier empresa que vende por e-commerce pueda transportar lo que quiera, con Factura A y con envíos en una hora", señala Matías Lonardi, cofundador de la plataforma, que está disponible vía web y a través de aplicaciones móviles. Nació hace un año y ocho meses.

Para lograr optimizar la "última milla" (es decir, la entrega de los productos) es que hacen integraciones con distintas plataformas, incluida Mercado Libre. A los "socios" que trabajan con ellos (los glovers o los rappitenderos, en Glovo y Rappi) les retienen el 25 por ciento de la transacción por el pedido. Y los clientes pueden calificarlos. En estos momentos, tienen más de 350 trabajando con ellos, pero "hay 300 en espera para ser autorizados", señala Lonardi. En estos momentos, cubren todo Capital Federal, Gran Buenos Aires y Córdoba. Y están realizando una prueba piloto en Rosario.

Treggo se puede utilizar en teléfonos Android y dispositivos iOS.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.