El actual desafío de Pechito López: volver a los primeros planos en la Fórmula E

José María López (Dragon Racing)
José María López (Dragon Racing)
Pablo Vignone
(0)
20 de marzo de 2018  

Amortiguadores sueltos, espirales equivocados, presión de neumáticos superior a la permitida. No es sencilla la realidad de José María López en la Fórmula E: el equipo Dragon, que lo rescató de la inactividad cuando la temporada ya se había iniciado, no posee el nivel que se descontaba en la escuadra DS Virgin, para la que el cordobés corrió en el ciclo anterior, y con el cual podía aspirar a una victoria.

"No es fácil, a mí me gusta andar bien, pero no podía quedarme afuera", explica el piloto argentino. "Hay muchos otros pilotos que quieren entrar, especialmente ahora que viene el coche de nueva generación". López pretende conseguir los mejores resultados posibles para poder pasar a una escuadra más competitiva en la próxima temporada, en la que los nuevos autos de la Fórmula E tendrán autonomía eléctrica suficiente para completar toda la carrera.

Dragon, propiedad de Jay Penske, es el único equipo de la categoría que no tiene respaldo de un constructor. El ingeniero de pista de López tiene menos experiencia que su piloto en la especialidad, y eso obliga al cordobés a estar atento a detalles de los que se desentendía en el equipo anterior como, por ejemplo, verificar que para la clasificación las gomas tengan unas vueltas de uso, para sacarles el rendimiento óptimo.

Por eso, su octavo puesto en el reciente E-Prix de Punta del Este, después de haber largado desde la posición 18, y tras señalar el record de vuelta, tuvo sabor a logro; pero su antiguo compañero de equipo, Sam Bird, terminó en el podio con uno de los autos del DS Virgin; el piloto que lo reemplazó allí, Alex Lynn, acabó sexto. "Ojalá que algún día volvamos a coincidir, pero parece difícil que vuelva a correr con ellos", se lamenta.

Aunque el panorama no es el ideal en la Fórmula E, López pone muchas esperanzas en su campaña en el Mundial de Endurance y las 24 Horas de Le Mans, en las que correrá para el equipo Toyota al que se sumó el español Fernando Alonso, que alternará esas carreras con la Fórmula 1. "Alonso es muy profesional, con una enorme capacidad para desarrollar un auto, a la vez que es rapidísimo, para mí es un orgullo correr en el mismo equipo".

El cordobés ya completó cinco sesiones de simulación de carrera, cuatro de ellas de 36 horas de duración, en el circuito de Aragón (España), en preparación para el campeonato que arranca en mayo en Spa (Bélgica). "El auto está muy bien y estamos ensayando todo tipo de condiciones de manejo. Incluso las más agresivas. Buscamos reproducir condiciones que se pueden dar en carrera".

Más allá de la Fórmula E y el WEC, no habrá mucho más para López en Europa. "Ya no busco desafíos nuevos", asegura a LA NACION. "Voy a cumplir 35 años, hay días en los que me levanto y me dan ganas de tirar todo a la mierda. No me veo haciendo esto 10 años más".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.