"Dios nos libre de una guerra civil", el pedido del ministro de Defensa

Vladirmir Padrino López dio un mensaje de unidad a las fuerzas armadas tras los rumores de un golpe a Maduro
Daniel Lozano
(0)
20 de marzo de 2018  

CARACAS.- "Dios nos libre de una guerra civil". Vladimir Padrino López, ministro de Defensa, se vio obligado a lanzar ayer un nuevo mensaje de unidad dentro de las fuerzas armadas después del llamamiento realizado por su antiguo compañero de armas, el mayor general retirado Clíver Alcalá, convertido hoy en su principal detractor. El general Padrino también utilizó su intervención para denunciar la "malintencionada" violación del espacio aéreo venezolano por una aeronave estadounidense.

Alcalá, que fue otro de los militares estrechamente ligados a Hugo Chávez, y el único de los críticos conocidos que queda en libertad, clamó contra el arresto de sus compañeros, en especial Miguel Rodríguez Torres y Alexis López Ramírez, y exigió a los militares bolivarianos "imponer la razón y alzar la voz ante la desviación de las funciones gubernamentales".

Alcalá considera que los civiles son incapaces de hacer frente a las arbitrariedades del gobierno. Rafael Ramírez, antiguo zar del petróleo perseguido también por el gobierno, ha bautizado a estos generales disidentes como los "centauros de Chávez".

La segunda aparición pública en solo cinco días del principal aliado de Nicolás Maduro en el ejército certificó el descontento que reina en los cuarteles y la quiebra que se ha producido dentro de las fuerzas armadas.

"Estoy en completo desacuerdo con esos golpes de Estado con participación militar, esto no tiene cabida en este siglo", repitió el general Padrino, que reconoció que se ha tratado de infiltrar las fuerzas armadas y de minar su cohesión, pero que no han conseguido resquebrajarlas, al menos a la cúpula que lidera.

"A los desesperados les digo que se queden tranquilos. Aguanten allí, no lo van a lograr. Insisto a los factores que llaman a golpes de Estado, que me hacen llamados a mí para tomar partido", enfatizó el líder militar, que también comanda la multimillonaria operación de importación y distribución de alimentos y productos básicos por todo el país.

El general Padrino contó con el respaldo del alto mando militar, ante quienes anunció la puesta en marcha de varios planes para fortalecer la alimentación y la asistencia hospitalaria en el seno del ejército, dos de las protestas que desde la tropa se ha transmitido a los tenientes coroneles.

La cuestión militar se ha convertido en el principal dolor de cabeza para Maduro cuando faltan dos meses para las elecciones presidenciales.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) también anunció ayer que investigará el supuesto levantamiento contra el gobierno.

Sin embargo, lo que no está claro es si el TSJ profundizará en las denuncias por torturas y malos tratos contra uniformados encarcelados, realizadas por el propio mayor Alcalá y por la abogada defensora Lilia Camejo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.