Morales y Piñera vuelven a chocar por el reclamo de salida al mar

El líder boliviano encabeza la delegación que desde ayer presenta sus argumentos en la Corte de La Haya
El líder boliviano encabeza la delegación que desde ayer presenta sus argumentos en la Corte de La Haya Fuente: Archivo
Federico Grünewald
(0)
20 de marzo de 2018  

SANTIAGO.- En el primer día de alegatos en la Corte Internacional de La Haya, Bolivia presentó ayer argumentos para conseguir que Chile se abra a negociar una salida soberana al mar, según la demanda que interpuso en 2013. Hasta allá llegaron Evo Morales y su equipo, mientras que Sebastián Piñera siguió todo desde el Palacio de La Moneda, en Santiago.

A falta de cercanía, el líder boliviano eligió Twitter para pronunciarse. "LA CIJ, en el fallo sobre controversia Perú y Chile, determinó el 27/01/2014 que 'al momento de su independencia, Perú y Chile, no eran estados vecinos, porque entre los dos países se encontraba Charcas', y desde 1825 es Bolivia. Antofagasta fue, es y será territorio boliviano", escribió Morales.

Una hora después, el jefe del Estado chileno respondió por la misma vía: "Una vez más se equivoca el presidente Morales, y además, contradice abiertamente la tesis de Bolivia en La Haya. De acuerdo al tratado de 1904, Antofagasta ha sido, es y seguirá siendo chilena". Después, Piñera lo reiteró en conferencia de prensa.

El tono en redes sociales era muy distinto al que se vivió en el tribunal. En La Haya, Morales y el canciller Roberto Ampuero se saludaron dándose la mano cordialmente.

En Twitter, en cambio, el presidente acusaba que "a 139 años y 33 días de la invasión armada de Chile al puerto boliviano de Antofagasta, Bolivia, presenta en el tribunal de justicia más importante del mundo, alegatos jurídicos e históricos, para demandar la reposición de su derecho de salida al mar con soberanía".

En La Paz hubo vigilias en las calles para esperar el alegato, que fue seguido en pantalla gigante. En Chile, Piñera invitó a la casa de gobierno a los líderes de los partidos políticos, para seguir la exposición. Solamente faltaron el Partido Comunista y el bloque de izquierda Frente Amplio.

La presentación de Bolivia estuvo a cargo de Antonio Remiro Brótons, Payam Akhavan, Monique Chemillier-Gendreau y Alan Vaughan Lowe. Sin entregar fechas específicas, mencionaron que Chile, desde 1904 en adelante (año en que el Tratado de Paz y Amistad puso fin a la Guerra del Pacífico), habría ofrecido a través de distintas vías una solución a la mediterraneidad de Bolivia.

Chemillier-Gendreau dijo incluso que Chile habría ofrecido a Bolivia, en distintos gobiernos, un puerto propio que nunca llegó a negociarse. Por eso, el énfasis del alegato estuvo en que Chile ahora "regrese a la mesa de negociación de buena fe" y sin doble discurso, dijo Eduardo Rodríguez Veltzé, agente boliviano en La Haya.

Terminada la presentación, Ampuero dijo: "Todo lo que hemos visto es la intención de Bolivia de minar el Tratado de 1904. No hubo grandes sorpresas, era lo que esperábamos". Claudio Grossman, agente chileno en La Haya, agregó: "Este no es un tribunal de historia, es un tribunal de derecho y no vamos a dejar la tergiversación histórica y jurídica que hizo Bolivia en esta oportunidad".

La delegación chilena en La Haya también reaccionó fuerte y opinó transversalmente dos cosas: que la argumentación boliviana habría "tergiversado la historia" al presentar a Chile como un país que se niega a resolver un problema supuestamente pendiente, y que Morales busca con esta acción subir su popularidad para apostar a la reelección en su cargo.

El senador José Miguel Insulza, exsecretario general de la OEA, dijo que Bolivia "no tiene los argumentos jurídicos. Ellos están llenos de tergiversaciones de la realidad. Nunca nos hemos negado a dar más facilidades".

Morales ofreció una hora después de finalizado el primer día de alegatos una conferencia de prensa. Leyó una declaración y contestó cuatro preguntas. Expresó su confianza en el tribunal, en "un fallo justo y certero que contribuirá a cerrar definitivamente una herida abierta en la región (...) es un caso simple, una causa justa; hemos venido hasta aquí después de 139 años de enclaustramiento marítimo para demostrar ante el mundo que Chile incumplió sus compromisos (...) Bolivia nació con mar y ambas son inseparables".

La respuesta de Piñera fue tajante: "Chile y Bolivia no tienen compromisos limítrofes pendientes". El presidente aclaró que sí hay disposición para dialogar y para escuchar, pero recalcó que defenderá la soberanía con "voluntad y firmeza".

Hoy Bolivia tendrá su segunda jornada de alegatos en La Haya y el jueves comenzarán los de Chile.

Una herida sin cicatrizar

Guerra

Bolivia perdió su acceso libre al mar tras el fin de la llamada Guerra del Pacífico (1879-1883), un conflicto por cuestiones económicas y territoriales

Derrota

Al término de la guerra, que dejó miles de muertos, Bolivia perdió su acceso soberano al Pacífico y unos 400 kilómetros de playa y miles de kilómetros de territorios ricos en minerales como el cobre, entre otros

Defensa

La defensa de Santiago se basa en la existencia del tratado de 1904, un acuerdo que fijó a perpetuidad los límites fronterizos. Bolivia asegura que el pacto fue impuesto

Tensión

El litigio mantiene considerablemente separados a La Paz y Santiago. De hecho, sus relaciones diplomáticas a nivel de embajadores están suspendidas desde 1978

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.