En un clima de tensión, Lula vuelve a las rutas para sumar apoyos

El expresidente recorre el sur de Brasil; reunión con Mujica
El expresidente recorre el sur de Brasil; reunión con Mujica Fuente: AP
Alberto Armendáriz
(0)
20 de marzo de 2018  

RÍO DE JANEIRO.- En medio de un ambiente de mucha tensión entre simpatizantes y opositores, el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva comenzó ayer una nueva "caravana" para sumar apoyos, esta vez por los estados del sur de Brasil, mientras se aguarda para las próximas semanas una definición de su situación judicial, que podría llevarlo a la cárcel y dejarlo fuera de la próxima contienda electoral.

El exmandatario, favorito para las elecciones de octubre, fue recibido en el aeropuerto de Bagé, Rio Grande do Sul, por seguidores, entre los que se contaban estudiantes y campesinos; llegó acompañado de la expresidenta Dilma Rousseff y de la actual presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), la senadora Gleisi Hoffmann. Pero camino a la Universidad Federal de la Pampa (Unipampa), donde hablaría, la comitiva fue rodeada por un centenar de productores rurales vestidos con sus tradicionales ropas de gauchos, a caballo y con tractores, en los que cargaban banderas brasileñas y carteles en contra de la visita del expresidente, condenado a 12 años y un mes de reclusión por corrupción y lavado de dinero en un caso derivado de la operación Lava Jato.

Los críticos de Lula habían colgado de una grúa un muñeco inflable que representaba al exmandatario con traje de presidiario, el ya famoso "Pixuleco". Gritaban: "Lula, ladrón, tu lugar es la prisión", mientras que los simpatizantes petistas buscaban acallarlos con cánticos de "Lula, guerrero del pueblo brasileño". Con el cruce de insultos y el nerviosismo in crescendo, la policía decidió intervenir mediante un cordón para separar a ambos bandos; solo una persona fue detenida por iniciar disturbios. "Quienes se manifiestan contra nuestra venida deberían haber protestado cuando inauguramos esta universidad", dijo el exgobernante (2003-2010), que calificó a los opositores de "derecha fascista" y agregó: "Si a alguien no le gustamos, vengo a avisarles que volveremos".

Al final de la tarde, la caravana petista se dirigió a la cercana localidad de Santana do Livramento, fronteriza con Uruguay, donde Lula participó de una "conversación pública" con el expresidente uruguayo José Mujica.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.