0

Tenue recuperación de las expectativas y la imagen del Gobierno

Fernando Laborda
Fernando Laborda LA NACION
0
20 de marzo de 2018  • 01:22

La caída en la imagen del gobierno de Mauricio Macri en la opinión pública se habría detenido en las últimas semanas. Sin embargo, la recuperación de las expectativas económicas es bastante menor que en materia política.

Tal conclusión se desprende de distintos estudios de opinión pública, que muestran una detención del proceso de deterioro sufrido por el Gobierno a partir de los episodios de violencia que desató el debate parlamentario sobre la forma de ajustar los haberes jubilatorios, aunque los índices siguen exhibiendo un fuerte retroceso respecto de las semanas inmediatamente posteriores a las elecciones legislativas de octubre pasado.

Uno de los datos más preocupantes para el oficialismo lo brinda una encuesta difundida días atrás por la consultora Ipsos, efectuada entre 1001 casos. Señala que casi siete de cada diez argentinos (exactamente el 68%) dice haber recortado gastos en los últimos meses. Entre estas personas, el 72% reconoce haber reducido sus gastos en ropa, el 69% en comidas fuera del hogar, el 67% en entretenimiento, el 60% en viajes o vacaciones, el 50% en artículos para el hogar y el 37% en alimentos.

Esta revelación se produce en el medio del contexto inflacionario que creció en los últimos tres meses, con aumentos en el índice de precios al consumidor del 3,1% en diciembre, del 1,8% en enero y del 2,4% en febrero.

La percepción de la situación económica nunca fue juzgada positivamente por la mayoría de la población desde la asunción de Macri. Sin embargo, sostenía a su gobierno, y fue clave para su triunfo electoral en octubre, el hecho de que buena parte de la población tenía elevadas expectativas en una recuperación de la economía. El desplome de este indicador en los últimos meses fue decisivo para la caída en la imagen positiva de la administración macrista y en la del propio primer mandatario.

El índice de optimismo económico, que mide semanalmente la consultora Management & Fit, se ubicaba en la primera semana de noviembre en 38,9 puntos, en tanto que el subíndice de expectativas económicas marcaba 42,8 puntos. En el relevamiento concluido el viernes último, el índice de optimismo económico llegó a 35,1 puntos, lo cual implica una recuperación de 0,3 puntos respecto de la semana anterior. En tanto, el subíndice de expectativas económica se ubicó en 38,3 puntos; esto es, 1,1 puntos más que una semana atrás y 1,8 puntos por encima del valor verificado hace 15 días. En otras palabras, lejos de los niveles de noviembre, pero mejor que en las últimas semanas.

La recuperación del nivel de expectativas económicas es muy lenta, pero parecería haber comenzado, de acuerdo con estos datos.

Sin embargo, un estudio de la consultora D'Alessio IROL para la Cámara Argentina de Agentes de Bolsa, que se viene efectuando mensualmente entre 500 encuestados de una población de ciudadanos bancarizados, revela que en febrero último se llegó al porcentaje más bajo de personas que evalúan la situación de la Argentina para la inversión mejor que un año atrás.

De acuerdo con este trabajo, en el último mes sólo el 39% evaluó que la situación del país para la inversión es mejor que hace un año. En octubre, en plena euforia electoral, ese porcentaje había sido del 71% y en julio era del 60%. Contrariamente, el nivel de encuestados que dice ver la situación para invertir peor que un año atrás pasó del 19% en julio y del 14% en octubre al 31% en febrero.

El índice de confianza del inversor, que también mide D'Alessio IROL, y que en octubre había llegado al 69%, descendió en la medición de febrero al 57%, siendo también la más baja en los últimos ocho meses.

Los niveles de confianza políticos, a diferencia de los económicos, parecen mostrar, en cambio, una recuperación en el último mes. Concretamente, según Management & Fit, el índice de optimismo político se ubicó al concluir la semana pasada en 39,8 puntos, con una suba de 1,5 puntos respecto de la semana anterior. Más profunda aún ha sido la mejora evidenciada por el subíndice de expectativas políticas, que pasó de 37 a 39,2 puntos en la última semana, aun cuando todavía está lejos de los 42,3 puntos que registraba a comienzos de este año y de los 47,5 puntos que alcanzaba en la primera semana de noviembre, luego de los comicios legislativos.

Incluso cuando las estadísticas dan cuenta de un deterioro del Gobierno en la opinión pública entre el período electoral de octubre/noviembre de 2017 y el actual, las últimas semanas marcan una leve mejora que puede atribuirse a varios factores políticos. Entre ellos, la recuperación del control de la agenda de la opinión pública por el presidente Macri; la menor intensidad de las protestas sindicales y el incipiente avance de las negociaciones salariales en varios gremios, sin alejarse de los parámetros deseados por las autoridades nacionales, y la instalación de una nueva agenda parlamentaria, con cuestiones como la legalización del aborto, que si bien dividen a la sociedad, le ha permitido al Gobierno retirar el foco sobre la agenda económica.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.