Viviana Canosa habló de su divorcio: "Fue una decisión dura de tomar, pero era lo mejor"

La ex de Alejandro Borensztein se abrió y dio detalles de su triste momento Crédito: Captura
20 de marzo de 2018  • 10:22

Viviana Canosa visitó el programa Vino Para Vos de Tomás Dente para hablar sobre su reciente divorcio de Alejandro Borensztein . Si bien algo había dicho días atrás, esta vez la ex colorada decidió sentarse y abrir su mundo privado. Además de admitir que fue una decisión difícil y que el principal problema fue que no tenían proyectos en común, dijo que finalmente la tomó porque quería mostrarle a Martina, la hija que tuvieron en común, su mejor versión. Si bien desde hace un año la pareja estaba en crisis, recién hace unos días se conoció la noticia de la ruptura ."No me frustré, ni deprimí. Cuando tenés un hijo, tenés que hacer un esfuerzo tremendo para que no te vea mal", contó.

Sobre los motivos, Canosa detalló: "Fue una decisión dura de tomar, pero era lo mejor. Cuando uno tiene un hijo, tiene que ser su mejor versión. Y cuando ves que estás triste, que no estás alegre, que las cosas no fluyen como te gustaría, después de un duelo largo, tenés que tomar una decisión. Reconozco que cuando dije la palabra «divorcio», tragué y dije «no puedo creer lo que acabo de decir»".

Y agregó: "Me gusta que las cosas evolucionen y cuando siento que eso no sucede en algún aspecto de mi vida, trato de modificarlas. En algún momento era más lenta para los duelos y me podía quedar en una relación durante mucho tiempo. Me empecé a ver triste, a ver que yo no era lo que quería... No porque no hubiera amor: el amor es una cosa que no se va de un día para otro. Tal vez no es lo mismo el amor que estar enamorado, pero el amor por Martina va a estar siempre. Pero yo empecé a trabajar y me di cuenta que me sentía contenta, que estaba feliz y que me faltaba algo más a mí. Pasó que empecé a querer cosas que no eran compatibles, para mí eran importantes cosas que para él no".

Además, quien se casó en secreto con el productor reveló qué es fundamental para ella de una pareja. "Para mí, la vida en pareja es presencia, paciencia, es ojos bien abiertos, es corazón a pleno. Soy de dar todo lo que tengo y más. Y cuando siento que las cosas no me resultan decido no padecerlas. Cuando dije «divorcio» fue un flash para mí, me puse a llorar mucho, pero, bueno, vengo haciendo terapia desde hace tiempo y, de común acuerdo, decidimos que lo mejor para nosotros y para Martina era eso. No por falta amor, sino porque así como estaba programada la relación faltaban cosas que a mí básicamente no me terminaban de cerrar. Yo estoy dispuesta en la vida siempre a dar todo lo que tengo y más y siempre voy a esperar de los demás lo mismo y más en una relación de pareja, de amor, de enamoramiento. Es hermoso tener mariposas en la panza, eso no me lo voy a privar en la vida".

Viviana Canosa habló por primera vez de su divorcio

16:02

Si bien ella pensaba que su matrimonio nunca se iba a terminar, a veces las cosas no son como uno planea. Algo parecido pasó con la manera de contarle la verdad a su hija Martina. "Martina es una mini Vi, pero mucho mejor, con lo mejor del padre y de la madre. Aunque habíamos quedado en contárselo juntos, tuve la necesidad en el ascensor, mientras íbamos de nuestro piso a planta baja, de decírselo. Estaba a upa mía y se lo conté. Era mi momento de honestidad brutal con mi hija. Fue maravilloso, enseguida me miró y fue muy mágica. A partir de ese día, hay una magia mayor. Creo que me miró como diciendo «te quiero ver feliz»".

Y para Canosa la felicidad es el punto más importante. "Podríamos seguir toda la vida juntos. Yo tengo una vara altísima de la felicidad, es algo que no puedo tranzar con nadie. Doy todo a todos para que todos sean felices y es durísimo. La vida son elecciones y decisiones, no me quiero arrepentir nunca. Siempre hay tiempo para que todo vuelva. Si él y yo somos la pareja perfecta e ideal, nunca me voy a resistir a esto". Según la conductora, hay muchos matrimonios de 30 años o con hijos chicos que no se animan a dar el paso. "Hay que tener muchos ovarios y valor".

Por otro lado, explicó que ella no se quedó con nada de dinero. "Firmé un divorcio, del que no me llevé un peso: no me quedé con nada. No me importa eso, sé lo que es trabajar, sé lo que es empezar de cero". También Viviana quiso aclarar que no está con nadie y que si algo la puso a pensar fueron los problemas de salud de su papá, a quien definió como lo más parecido al hombre que quiere tener a su lado.