Entró en vigencia en Tucumán una ley que endurece las penas contra motochorros

En Tucumán se produjeron 13 homicidios en lo que va de marzo
En Tucumán se produjeron 13 homicidios en lo que va de marzo
Fabián López
(0)
20 de marzo de 2018  • 11:13

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- Con el objetivo de ponerle freno a la ola de violencia e inseguridad que sacude a esta provincia, donde se produjeron 13 homicidios en lo que va del mes, el gobernador Juan Manzur promulgó una ley que prevé la prisión preventiva para "motochorros", "rompevidrios" y "escruchantes".

El objetivo de esta norma, sancionada la semana pasada por la Legislatura, es sacar de las calles a quienes cometen este tipo de delitos y facilitar el dictado de su prisión preventiva, para que no puedan recuperar la libertad fácilmente mientras se lleva adelante el proceso penal en su contra.

Esta reforma al Código Procesal Penal de Tucumán surgió, según explicaron las autoridades, como una herramienta para enfrentar un fuerte incremento en el número de delitos cometidos por "motochorros" y los cada vez más frecuentes ataques de los denominados "rompevidrios". Esta última es una modalidad delictiva en la que delincuentes en moto atacan a vehículos detenidos en los semáforos para arrebatar los elementos de valor que encuentren a mano. La ley también busca favorecer el dictado de la prisión preventiva para quienes ingresen a robar a casas de familia cuando no se encuentren sus dueños ("escruchantes").

El ministro de Seguridad de Tucumán, Claudio Maley, explicó que con la norma que entró en vigencia esta semana se procura hacer más severos los procesos judiciales con el fin de facilitar la prisión preventiva de los criminales. "Habrá una acusación más rápida para quien cometa delito, siempre que se observe en forma infraganti. Estamos dando mayor respuesta a la ciudadanía para resolver diversas situaciones", argumentó.

En lo que va de marzo, se produjeron 12 homicidios en esta provincia, lo que elevó a 34 el número de muertes violentas ocurridas en el primer trimestre de 2018.

Caso Ruezja

El cabo de la policía de Tucumán Marcelo Adrián Ruezja fue asesinado el sábado de un tiro en la cabeza por dos delincuentes que lo atacaron para robarle la moto en la que viajaba junto a su esposa, Alejandra Farías, quien también fue herida de un disparo en una pierna. La pareja regresaba del casamiento de un familiar en horas de la madrugada y circulaba por la autopista de circunvalación, en las afueras de la capital tucumana cuando fue atacada por dos motochorros, que se llevaron la moto y el arma reglamentaria del policía. Dos sospechosos fueron detenidos horas más tarde.

Ruesja es el tercer policía asesinado en lo que va de 2018 en esta provincia. El 13 de febrero último los agentes Cristian Peralta, de 37 años, y Sergio Páez González, de 44 fueron acribillados a balazos en el Parque 9 de Julio cuando intentaban identificar al conductor de una camioneta que minutos antes había protagonizado una pelea con una travesti. Por ese hecho fue detenido Máximo Abraham, de 25 años.

La muerte de Ferreira

Otro de los casos más recientes tuvo lugar el pasado 8 de marzo, cuando Facundo Ferreira, de apenas 12 años, murió tras recibir un balazo en la nuca durante una persecución policial. Por este hecho, dos policías están siendo investigados y serán imputados en las próximas horas, según informó a la prensa la fiscal del caso, Adriana Giannoni. Sin embargo, los peritajes confirmaron que había rastros de pólvora en la mano y en la ropa del menor, lo que indica que habría disparado contra los efectivos cuando escapaba en una moto junto a otro menor de 14 años, a quien también le dio positivo el dermotest.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.