Qué es el roaming y qué debés tener en cuenta para usar tu celular en el exterior

Aunque el fin del roaming en buena parte del mundo ya aparece en el horizonte, todavía falta para que sea realidad; por eso es importante saber a qué te enfrentás cuando querés usar tu teléfono en otro país
Aunque el fin del roaming en buena parte del mundo ya aparece en el horizonte, todavía falta para que sea realidad; por eso es importante saber a qué te enfrentás cuando querés usar tu teléfono en otro país Fuente: Archivo
Ricardo Sametband
(0)
20 de marzo de 2018  • 12:48

Ayer, representantes de 19 países americanos (entre los que está la Argentina) se comprometieron a eliminar las tarifas de roaming entre esas naciones, siguiendo una medida similar para Europa que entró en vigencia a mediados de 2017.

La noticia, como siempre, genera algunas dudas y consultas sobre su vigencia en el país, así que aquí van algunas respuestas a las preguntas más comunes.

¿Qué es el roaming?

Es cuando llevás tu línea de teléfono a otro país, y querés seguir usándola como tal. Dependiendo del abono que tengas, deberás pagar más o menos por esa posibilidad, es decir, por poder viajar al extranjero y allí hacer llamadas o acceder a Internet por 4G como si estuvieras en tu barrio. En general, el servicio es transparente cuando está activo, aunque la velocidad de conexión no siempre es la ideal.

¿Por qué históricamente el roaming ha sido caro?

Cuando viajás con tu teléfono a otro país y querés conectarte, la operadora de ese país asume el costo de la conexión nueva y se lo cobra a tu operadora, que es quien, a su vez, pasa ese costo a su abonado. Y se cobra por la conexión de datos, y por la generación o recepción de una llamada o un mensaje.

Como solía ser algo ocasional y pensado para ejecutivos y líneas corporativas (gente que viajaba mucho y no podía estar desconectada) siempre fue un precio que se fijó alto en forma arbitraria: el monto que se paga ha ido bajando a lo largo de los años, pero los expertos afirman que no tiene relación directa con el costo de redirigir la llamada o el acceso a Internet.

¿Sigue siendo igual de caro?

Depende del abono que tengas: más pagás, más barato es el roaming. De hecho, Claro, Movistar y Personal ofrecer diferentes tarifas en función de esta condición, incluyendo -para los abonos más altos- beneficios directos.

En el caso de Claro, los abonos con 4 GB de datos o más tienen el plan América, con llamadas y conexión de datos al costo local en toda la región; Movistar ofrece roaming al 50% en 36 países; los planes Black de Personal también tienen roaming sin costo para EE.UU. y países limítrofes. El costo en otros países, en el caso de las tres operadoras, dependerá de qué se quiera hacer, pero es bastante oneroso.

¿Qué alternativas tengo para bajar el costo de conexión en el extranjero?

Las alternativas son varias: la primera, poner el teléfono en modo avión y usar sólo Wi-Fi, que es gratis. Se pierde la conexión permanente, pero para seguir conectados en las vacaciones será suficiente para la mayoría de las personas.

La segunda es buscar un chip local (del país al que se viaja) y contratar un servicio prepago allí; habrá que verificar antes, no obstante, que el teléfono esté desbloqueado y admita chips de diferentes compañías. Si el equipo se compró en la Argentina y ya se cumplió el contrato de permanencia (un año y medio o dos) la operadora de telefonía está obligada a proporcionar el código de desbloqueo que lo libera.

La mayoría de las tarjetas SIM se vende en los tres tamaños oficiales, para que se adapte a la necesidad del usuario
La mayoría de las tarjetas SIM se vende en los tres tamaños oficiales, para que se adapte a la necesidad del usuario

Una tercera opción es comprar una SIM "universal"; puede hacerse desde la Argentina y funciona en múltiples países con una sola carga; es lo ideal para quienes harán un viaje que tendrá varios destinos. Una de las más populares es HolaSIM, pero hay muchísimas: WorldSIM, GoSIM, y varias más, incluyendo especializadas como ChatSIM (que por un pago anual habilita el uso ilimitado de Whatsapp u otros servicios de chat). Es importante verificar qué cobertura ofrece, y a qué precio en cada país, porque suele variar en función de los acuerdos. En general el costo de conexión es más alto que un chip local del país al que se viaja, pero más barato que ir con nuestra línea propia.

¿Todos los teléfonos funcionan con roaming en cualquier país?

Cada país usa un grupo de radiofrecuencias (bandas, en la jerga técnica) para dar servicio. La Argentina usa dos para 3G y otras 2 para 4G (más una tercera que está en pruebas); en América se suelen usar las mismas (con algunas variantes de diversos países); en Europa se usan otras.

La Argentina, por ejemplo, usa las bandas de 850 y 1900 MHz para 2G y 3G, y banda 4 (AWS) y banda 28 (APT) para 4G ( más la banda 7, por ahora en prueba).

La mayoría de los teléfonos modernos son cuatribanda 3G (es decir, usan las dos bandas americanas y las dos europeas) y tienen múltiples bandas 4G, pero no necesariamente son todas.

Si viajamos a un país que usa una frecuencia que nuestro teléfono no reconoce, no tendrá señal. De igual manera, para traer un teléfono extranjero al país y usarlo acá tiene que ser compatible con las frecuencias locales.

La manera de verificarlo es mirar el manual del teléfono, donde se muestran qué frecuencias reconoce; otra opción es usar un sitio como Willmyphonework, en el que hay que ingresar el modelo del teléfono para saber con qué bandas es compatible.

¿Y qué pasa con el acuerdo que firmaron los 19 países americanos?

Por ahora, es sólo una carta de intención firmada entre la Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Trinidad y Tobago y Uruguay. No está Chile, que en octubre último firmó un acuerdo con nuestro país para eliminar el roaming. En todos los casos, no obstante, por ahora es sólo la intención: no hay fechas, ni convenios técnicos que definan cuándo se hará realidad.

Europa, por ejemplo, tardó más de dos años en transformar una decisión política en una realidad técnica.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.