La cancelación del tercer día del Lollapalooza desde adentro

"Si no era por el viento, nosotros acomodámos todo y listo, pero así era imposible", dijo Diego Finkelstein, líder de DF Entertainment, la productora a cargo del festival
"Si no era por el viento, nosotros acomodámos todo y listo, pero así era imposible", dijo Diego Finkelstein, líder de DF Entertainment, la productora a cargo del festival
Crónica de los momentos previos a la suspensión de la última fecha del festival
Manuel Buscalia
(0)
20 de marzo de 2018  • 14:28

Cuando el sábado 17 pasadas las 22 horas terminó el Día 2 del Lolla, en el Hipódromo de San Isidro se comenzó a trabajar en la última jornada del festival. Habían pasado algunas horas del cierre con The Killers cuando el equipo de producción de Pearl Jam se preparaba para armar la puesta en escena del Main Stage 1 para el show de la banda de Eddie Vedder, pero por la lluvia y las ráfagas de viento no pudieron descargar nada de los 10 camiones con equipos que llegaron de Chile y se decidió postergar ese trabajo. Ahí empezó a gestarse la cancelación del Día 3.

El stand de Sedal fue uno de los más afectados por la tormenta. También sufrieron daños algunos escenarios
El stand de Sedal fue uno de los más afectados por la tormenta. También sufrieron daños algunos escenarios

Horas más tarde, la situación había empeorado. El temporal, que duró toda la madrugada, dejó muchos sectores inundados y el predio no se podía recorrer fácilmente. Pero más allá del agua que había caído, el viento fue lo que más destrozos causó en el Hipódromo de San Isidro. El techo del stand de Sedal se hundió y una pared se derrumbó en el de Axe, entre otros espacios y carpas que se volaron. Los escenarios también fueron afectados: el del espacio Kidzpalooza se vino abajo, y en el Main Stage 1 cedieron algunos caños que sostenían la estructura. Y por los riesgos de electrocución, la energía estaba cortada.

A la mañana, al mismo tiempo que se hacía el relevamiento de todo lo que había que reparar, el equipo de la productora DF Entertainment -liderado por Diego Finkelstein- estaba en contacto con el meteorólogo que trabajó durante todo el festival y que enviaba alertas sobre las ráfagas de vientos para prevenir cualquier accidente en el predio. Las charlas con la policía y las autoridades municipales para ver cómo seguía el Día 3 del festival eran constantes. “Si no era por el viento, nosotros acomodábamos todo y listo, pero así era imposible”, dijo Finkelstein a RS. Con dos cuadras de cola sobre la avenida Márquez, la suspensión era un hecho puertas adentro y se empezó a evaluar la alternativa de pasar la jornada al lunes 19.

Esa posibilidad no duró demasiado. “Hablamos con Pearl Jam, pero era imposible porque tenían un show en Brasil —el miércoles 21 se presentan en el Maracanᗠy no llegaban con la logística. Sin la banda headliner del día no podíamos hacerlo”, aclaró Finkelstein, cuya productora, obviamente, está cubierta con un seguro de caución que atenúa las pérdidas económicas en casos como estos. El anuncio oficial de la cancelación llegó a las 12.30.

A los artistas se les avisó casi al mismo tiempo que el comunicado de la productora se publicaba en las redes sociales. Según contó Finkelstein, los integrantes de Pearl Jam se lamentaron mucho por no poder presentarse, entendieron la situación y expresaron sus ganas de volver al país. “Ellos quieren tocar en Argentina. Me dieron el compromiso de que iban a volver”, dijo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?