0

Un muerto en otro tiroteo en una escuela de Maryland

Antes de ser abatido, el agresor hirió a dos compañeros
0
21 de marzo de 2018  

WASHINGTON (Reuters).- Un estudiante de 17 años que ayer baleó e hirió de gravedad a dos compañeros en una escuela secundaria de Maryland murió después de intercambiar disparos con un agente de seguridad de la institución, informó la policía local.

El tiroteo, que sucedió en medio de un renovado debate nacional sobre la violencia con armas de fuego en Estados Unidos tras una masacre escolar en Florida el mes pasado, ocurrió poco antes de las 8, hora local, en la escuela Great Mills, del condado de Santa María, dijo el comisario local Timothy Cameron.

Una joven de 16 años y otro de 14 resultaron heridos y fueron trasladados a hospitales. La estudiante estaba en terapia intensiva con lesiones críticas que ponen en peligro su vida, dijo Cameron, mientras que el otro adolescente estaba en buen estado.

El atacante fue identificado como Austin Wyatt Rollins y Cameron dijo que había "un indicio" de una relación previa entre él y la estudiante herida, aunque aclaró que todavía se estaba investigando.

Rollins sacó una pistola semiautomática Glock alrededor de las 7.55 en un pasillo de la escuela y disparó a los estudiantes, detalló el comisario.

El ataque, que duró menos de un minuto, terminó cuando el agente de seguridad de la escuela Blaine Gaskill ingresó en el edificio y se enfrentó con Rollins. Ambos intercambiaron disparos prácticamente en simultáneo.

El oficial no resultó herido, informó Cameron. La muerte de Rollins fue confirmada a las 10.41 tras su ingreso a un hospital.

El nuevo episodio ocurrió mientras se debate con fuerza sobre los tiroteos en escuelas tras el ataque el 14 de febrero en la secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, donde un hombre armado mató a 17 estudiantes y empleados.

Esa masacre provocó un nuevo movimiento estudiantil contra la violencia armada, incluida una huelga escolar la semana pasada en la que participaron los estudiantes de Great Mills. El sábado está programada una marcha en Washington para pedir más restricciones a las armas de fuego.

En Estados Unidos, donde el derecho a portar armas está amparado por la Constitución y donde la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA, por su siglas en inglés) financia la campaña de muchos políticos, cambiar las leyes sobre las armas puede ser una tarea difícil.

El gobernador de Florida, Rick Scott, promulgó una ley con una serie de cambios que apenas elevaron de 18 a 21 años la edad mínima para comprar rifles y ampliaron a tres días el período para comprar casi todo tipo de armas. Además, crearon la figura de un "guardián" en cada aula que puede portar armas.

Por su parte, el presidente Donald Trump mostró en un principio su disposición a elevar la edad para acceder a las armas, aunque luego se arrepintió.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.