Tibio repunte del precio de la soja en el mercado local

La oferta abierta de las fábricas creció de 5600 a 5650 pesos por tonelada para el Gran Rosario; por lotes grandes se obtuvieron hasta 5750 pesos; es bajo el stock de la industria
La oferta abierta de las fábricas creció de 5600 a 5650 pesos por tonelada para el Gran Rosario; por lotes grandes se obtuvieron hasta 5750 pesos; es bajo el stock de la industria Fuente: Archivo
Dante Rofi
(0)
21 de marzo de 2018  • 08:18

Tras la fuerte caída de su precio el lunes, la soja tuvo un leve repunte ayer en el mercado doméstico, al pasar de 5600 a 5650 pesos por tonelada descargada en la zona del Gran Rosario. Pero, dado que en ese nivel la oferta resultó inexistente, los compradores más necesitados elevaron sus propuestas hasta un rango que fue de los 5700 a los 5750 pesos para los lotes importantes y con plazos de entrega cortos.

Los bajos volúmenes comercializados en las últimas semanas ya son motivo de preocupación entre las fábricas procesadoras, que al 1º de marzo registraron existencias por sólo 603.922 toneladas de soja, un 36,6% menos que a inicios de febrero, cuando se contabilizaron 952.099 toneladas, y un 19,1% por debajo de las 746.750 toneladas vigentes un año atrás, según informó anteayer el Ministerio de Agroindustria de la Nación.

Además, el organismo relevó la molienda de soja de febrero en 2.377.302 toneladas, un 13,1% menor a la de enero, de 2.735.469 toneladas, y un 9,4% inferior a la de igual mes de 2017, de 2.623.462 toneladas.

Cabe destacar que la capacidad de pago de la industria aceitera fue calculada por la Bolsa de Comercio de Rosario en 5945 pesos por tonelada de soja. Por su parte, Agroindustria fijó en 6095 pesos el FAS teórico de la oleaginosa.

Por la soja de la nueva cosecha, para las entregas desde mayo, los compradores volvieron a proponer US$280 por tonelada. Tampoco en ese segmento de mercado se advirtió interés de los vendedores, que poco tiempo atrás tuvieron a la mano ofertas por 300 dólares.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones mayo y julio de la soja recuperaron US$0,70 y 0,50, en tanto que sus ajustes fueron de 292,70 y de 298 dólares por tonelada.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron una leve recuperación de los precios de la soja tras las bajas de la rueda precedente. Los contratos mayo y julio sumaron US$2,11 y 2,02 al quedar con ajustes de 377,82 y de 381,77 dólares por tonelada. También la harina terminó la rueda con saldo a favor, al pasar de 395,28 a 398,70 dólares por tonelada.

Además de un reacomodamiento técnico de los operadores, con compras por parte de los fondos de inversión, resultó alcista la estimación del agregado agrícola del USDA en China, de compras chinas de soja por 100 millones de toneladas para la campaña 2018/2019, por encima de los 97 millones del ciclo 2017/2018.

La posibilidad de que el jueves de la semana próxima el USDA ubique en un nivel récord histórico la superficie destinada a la soja en la campaña 2018/2019 de los Estados Unidos fue uno de los factores que limitó las subas, junto con la presión ejercida por la abundante cosecha de Brasil que está entrando en el circuito comercial.

Trigo y maíz

La firmeza en la plaza local sigue concentrada en el trigo 2017/2018, por el que la demanda volvió a pagar US$205 en Bahía Blanca; US$200 en Necochea, y $3800 en el Gran Rosario, donde se alcanzaron los 4000 pesos por lotes con calidades específicas.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los molinos pagaron entre 3700 y 4500 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba, la posición julio del trigo sumó un dólar y cerró con un ajuste de 209 dólares por tonelada. En cambio, el contrato enero perdió US$ 4,80 y terminó la rueda con un valor de 187 dólares por tonelada.

Tras las fuertes bajas de las tres ruedas precedentes, en los Estados Unidos el trigo logró ayer un mínimo repunte en la Bolsa de Chicago, donde los contratos mayo y julio recuperaron US$0,83 y 0,37, al cerrar con ajustes de 166,45 y de 172,24 dólares por tonelada. En Kansas, en cambio, las mismas posiciones registraron una merma de US$0,09 y terminaron la jornada con valores de 172,70 y de 179,22 dólares.

Las lluvias caídas en lo que va de la semana sobre las Grandes Planicies trigueras estadounidenses son las responsables de la debilidad de las cotizaciones del trigo, sumadas a las buenas condiciones climáticas vigentes para los cultivos de invierno en Rusia y en Ucrania, donde también se anuncian buenas perspectivas para las siembras de primavera.

Respecto del maíz, la exportación pagó $3450 por tonelada entregada en el Gran Rosario, $50 más que anteayer. Sin cambios se mantuvo el cereal en Bahía Blanca y en Necochea, donde los compradores volvieron a pagar 175 dólares y 3500 pesos, respectivamente.

En cuanto al maíz para las entregas diferidas, se ofreció US$168 por el grano con descarga en abril y US$170 por la mercadería para mayo/junio. En el Matba, las posiciones abril y julio del cereal perdieron US$0,70 y 0,20, mientras que sus ajustes fueron de 172,50 y de 170,80 dólares.

En su reporte diario, la BCBA indicó que los consumos pagaron entre 3140 y 3400 pesos por tonelada de maíz seco, según calidad, procedencia y forma de pago.

Por quinta rueda consecutiva, el maíz se negoció ayer en baja en la Bolsa de Chicago, donde las pizarras marcaron quitas de US$0,20 y de 0,30 sobre los contratos mayo y julio, cuyos ajustes resultaron de 147,43 y de 150,58 dólares por tonelada.

Las idas y vueltas del gobierno de los Estados Unidos en cuanto a la política de fomento a la generación de energías alternativas como el etanol es uno de los fundamentos que mantienen bajo presión las cotizaciones del cereal. Vale recordar que para el ciclo 2017/2018 el USDA proyectó que 141,61 millones de toneladas del cereal serán destinadas a la industria de este biocombustible.

El secretario de Agricultura de los Estados Unidos, Sonny Perdue dejó abierta ayer la posibilidad de que el Ejecutivo deje en manos del Congreso las eventuales modificaciones en el programa sobre los combustibles renovables en medio de las disputas entre el sector agroindustrial y la industria petrolera.

Por: Dante Rofi

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios