La disyuntiva de los exámenes de riesgo para selecciones con poco tiempo para trabajar

Claudio Mauri
Claudio Mauri LA NACION
Gianluigi Buffon, el jugador más reconocido de la ''Nazionale'' que se medirá con la Argentina
Gianluigi Buffon, el jugador más reconocido de la ''Nazionale'' que se medirá con la Argentina Fuente: AP
(0)
20 de marzo de 2018  • 23:23

Ciro Inmobile es el goleador del calcio, por delante de Icardi, Dybala e Higuaín. El delantero de Lazio no logró convertir en la serie ante Suecia que dejó a Italia fuera del Mundial , pero el viernes puede poner a prueba a la zaga central que elija Sampaoli en el primero de los dos amistosos. Mientras la Azzurra trata de salir de la conmoción de no estar en Rusia, la Argentina intenta darle contenido y sustento a su ilusión.

En medio de la incertidumbre por una situación a la que se había desacostumbrado (faltará a un Mundial por primera vez en los últimos 60 años), Italia todavía no se embarcó en una renovación profunda. Respetuosa de sus referentes, en la convocatoria están Buffon, Chiellini y Bonucci para hacer la transición generacional. Al margen de Rusia, la historia y el gen competitivo siempre mantienen a Italia en un lugar central dentro del mapa futbolístico global. Ni aun descompuesta a Italia se la puede desestimar.

Del ensayo ante una selección en reconstrucción, la Argentina pasará a enfrentarse con otra que está mucho más entera. España tiene en claro una idea de juego y a sus intérpretes. La clase de adversario que puede dejar más expuesto a uno que está en fase de experimentación, como la Argentina.

Los desafíos se acumulan para Sampaoli en la recta final al Mundial. Por un lado debe lidiar con el escaso tiempo de trabajo que hoy limita a todo entrenador de un seleccionado. Su caso representa una restricción mayor porque aún no lleva un año en el cargo. Demasiado poco, más allá de que Messi pueda ser una solución mágica para algunos problemas concretos.

Sampaoli debe cuadrar una delicada ecuación. Lo que pueda sumar en entrenamientos, conocimiento de los jugadores y transmisión de un estilo necesita probarse en amistosos. Pero si todo aquello se hace contra reloj, a las apuradas, el riesgo es recibir un cachetazo público como la derrota 4-2 ante Nigeria en el último amistoso. Sobre esta disyuntiva, César Menotti escribió recientemente que disputar estos partidos "son experiencias que no aportan demasiado, quitan tiempo de entrenamiento para el desarrollo de una idea". Menotti dijo que le transmitió personalmente este pensamiento a Sampaoli, que compartió su argumento.

Son de vieja data estas complicaciones de los DT de selección. Arrigo Sacchi asumió en Italia en 1991, dos años y medio antes del Mundial, y contó a lo que debió adaptarse: "Era un entrenador virtual de un equipo virtual. Era como un eunuco en medio de un harén de hermosas mujeres. Lo tenía todo, pero me faltaba el trabajo cotidiano. En la selección se necesita una gran paciencia". Quizá este consejo a Sampaoli le sirva tanto como el de Menotti.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.