Sandro de América: un hombre se aleja para siempre y otra mujer ingresa a la vida del ídolo

Una noticia lleva al ídolo a abandonar sus obligaciones en Puerto Rico y volver a Buenos Aires
Una noticia lleva al ídolo a abandonar sus obligaciones en Puerto Rico y volver a Buenos Aires
(0)
21 de marzo de 2018  • 00:12

La fama conseguida en toda América Latina llevó al ídolo argentino a protagonizar ficciones en otros países, hablando un gracioso español neutro. La vida privada de Robero Sánchez ( Marco Antonio Caponi ), sin embargo, estaba lejos de ser feliz.

Un llamado de Aldo (Marcelo Sein) lo alerta sobre el deterioro de la salud de Oscar ( Luis Machín ). A pesar de que un contrato lo retiene en Puerto Rico, decide volver. De regreso en Buenos Aires, va a visitar a su amigo a la clínica. Allí, Nora (Florencia Sacchi) -la mujer de Oscar- le cuenta que la situación es peor de lo que creían y que no saben en qué va a derivar.

Un llamado obliga al cantante a volver a su país

3:07
Video

Otra vez en su mansión, se reencuentra con Nina (Paula Ransenberg) y conoce a Mónica ( Marina Bellati ), la mujer que cuida de ella. "Es mi nuevo ángel de la guarda. Es un amor", se la presenta.

Oscar sigue internado y su estado empeora. En diálogo con Aldo, el representante le pide que siga sus pasos al lado de su amigo. "Él es el genio más grande que te vas a cruzar", y le hace prometer que nunca lo va a dejar solo.

Oscar le pide a Aldo que cuide de Sandro

4:31
Video

Los productores, en tanto, le piden a Sandro un "refresh" en su estética y sus melodías; "una lavadita de cara". Siguiendo los consejos, el cantante busca una nueva estética y vuelva a sus orígenes: el rock.

Mónica parece ser el ángel del que Nina le habló: no solo cuida a su madre sino que comienza a ocuparse también de Roberto. La mujer le cuenta que tiene dos hijos y que esta separada. "En mi barrio no me creen que trabajo para usted", le dice ella. Y él le propone llevarla en su auto para que los vean.

Nina, a su vez, comienza a mover los hilos para juntarlos. Sandro le propone, en principio, que traiga a sus hijos a la mansión para que pueda verlos más seguido. Después de cantar juntos, ella se emociona recordando a su madre. "Vamos a pensar, al menos por esta noche, que las cosas pueden ser diferentes", le dice el ídolo, y así comienza una relación entre ellos.

Sandro y una nueva conquista

4:54
Video

Un llamado de Nora lo alerta sobre el estado de Oscar. Al verlo, se da cuenta de que su amigo ya no está en sus cabales y que el desenlace es inevitable.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.