Cómo Cambridge Analytica usó un test de personalidad para recolectar información privada de millones de usuarios

Facebook está envuelta en un escándalo internacional desde la semana pasada, luego que una investigación periodística reveló que una aplicación usó datos de usuarios de Facebook sin autorización para enviarles propaganda dirigida a sus intereses
Facebook está envuelta en un escándalo internacional desde la semana pasada, luego que una investigación periodística reveló que una aplicación usó datos de usuarios de Facebook sin autorización para enviarles propaganda dirigida a sus intereses Fuente: Reuters
(0)
21 de marzo de 2018  • 08:42

Facebook y la empresa de análisis de datos Cambridge Analytica se encuentran en medio de una tormenta por el último escándalo sobre privacidad y seguridad informática que afecta a internet.

Según investigaciones de los diarios The Observer y The New York Times, Cambridge Analytica obtuvo información personal de 50 millones de perfiles de Facebook sin que los usuarios lo supieran.

Alexander Nix, director ejecutivo y fundador de la compañía, cayó víctima del escándalo el martes al ser suspendido. Según un comunicado de la junta directiva, los comentarios de Nix en un reportaje con cámara oculta del canal británico Channel 4 "no representan los valores u operaciones de la empresa".

"Su suspensión refleja la seriedad con la que vemos esta violación".

Facebook, por su parte, aseguró este martes en un comunicado que la empresa está "escandalizada" porque fueron "engañados",

La empresa de análisis de datos Cambridge Analytica -que no tiene ninguna relación con la conocida universidad británica- es conocida por el papel que jugó en durante la campaña para la elección de Donald Trump como presidente de EE.UU., durante la cual aportó información compleja sobre el pensamiento de los votantes estadounidenses.

Pero ¿cómo consiguió Cambridge Analytica recolectar la información personal de más del 15% de la población total de EE.UU.?

Alexander Nix, fundador de Cambridge Analytica
Alexander Nix, fundador de Cambridge Analytica Fuente: Reuters

El método

En 2013 un profesor de la Universidad de Cambridge llamado Aleksandr Kogan desarrolló -como un proyecto personal ajeno a la universidad- un test que proponía a los usuarios descubrir su personalidad.

Cuando un usuario quería hacer la prueba llamada thisisyourdigitallife ("estaestuvidadigital" en español), la app solicitaba permisos para acceder a su información personal y también a la de su red de amigos.

De esta forma, los individuos que hacían el test y aceptaban las condiciones para ello estaban proporcionando todos sus datos al desarrollador de la app, al que, a la vez, le permitían recolectar la información de todos sus contactos.

El extrabajador de Cambridge Analytica Christopher Wylie explicó en una entrevista al diario The Guardian que Kogan vendió la información que había recabado con su app a la empresa de Nix, violando así la política de Facebook.

Para la red social, los datos recopilados solo pueden ser usados para propósitos de la misma app, y no pueden ser transferidos o vendidos.

"Lo que Kogan nos ofreció era mucho más barato, mucho más rápido y de una calidad incomparable", aseguró Wylie.

Christopher Wylie, el informático que dio la voz de alarma
Christopher Wylie, el informático que dio la voz de alarma Fuente: Reuters

¿Cómo usaban los datos?

Unas 265.000 personas accedieron al test desarrollado por Kogan. Lo que, sumando la red de amigos de cada uno de estos usuarios, le permitió acceder a "unos 50 o 60 millones de perfiles de Facebook en dos o tres meses", según Wylie. La función para acceder a los perfiles de amigos desde la aplicación fue desactivada por Facebook para todas las aplicaciones en 2015, después de que se hizo esa recolección de información.

El mismo Christopher Wylie cuenta: "Solo necesitábamos tocar un par de cientos de miles de personas para expandirnos en toda su red social, que luego podíamos escalar al resto de EE.UU.".

Entre la información que recabó la app se encuentra la información personal de los perfiles, actualizaciones de estado, "me gusta" y "en algunos casos, mensajes privados".

Ello, según le dijo Wylie a The Guardian, le permitió a Cambridge Analytica conocer a qué tipo de mensaje iba a ser susceptible cada usuario para tratar de influir en su forma de pensar, así como el contenido, el tema y el tono que debían usar en cada caso.

Facebook y Cambridge Analytica se defienden

Facebook suspendió a Cambridge Analytica y asegura que no hubo mala praxis en sus actuaciones, algo que también alegó Alexander Nix, fundador de la empresa de análisis de datos.

Según la red social, "ya no es posible" que una app acceda a la información personal de los amigos de los usuarios que la usan. Pero en aquel momento esa opción dependía de la configuración de privacidad de cada usuario.

Cambridge Analytica aseguró que una vez supo cómo Kogan había recopilado los datos, los borró en 2015. También dijo que ninguno de esos datos fue usado en los servicios que proporcionó a la campaña del presidente Trump, y añadió que no usó ni guardó datos de perfiles de Facebook.

Sin embargo, Wylie asegura que no solo se usaron los datos de Facebook para la campaña, sino que eran "la base sobre la que se construyó la compañía". Facebook también emitió un comunicado en el que aseguraba que recibió informaciones según las cuales "no todos los datos fueron borrados".

Asimismo, un portavoz de la empresa de Mark Zuckerberg dijo que la recopilación de los datos por parte de Kogan y Cambridge Analytica no significan que se haya vulnerado la seguridad de la plataforma, ya que "los usuarios cedieron su información; no hubo infiltración en los sistemas y no hubo robo de contraseñas ni de información sensible".

En la tarde de este martes la compañía aseguró en un comunicado: "Estamos comprometidos con fortalecer vigorosamente nuestras políticas para proteger la información de la gente y daremos los pasos necesarios para lograrlo".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.