Cambiemos pidió tratar el desafuero de Cristina Kirchner y provocó el enojo de Pichetto

"No se cumplen las reglas: el objetivo de esta comisión hoy era elegir autoridades", se ofuscó el senador peronista; el debate se daría en el recinto
"No se cumplen las reglas: el objetivo de esta comisión hoy era elegir autoridades", se ofuscó el senador peronista; el debate se daría en el recinto Fuente: Archivo
Gustavo Ybarra
(0)
21 de marzo de 2018  • 11:29

El pedido del oficialismo de iniciar el tratamiento del desafuero de Cristina Kirchner provocó la reacción del líder de la oposición en el Senado, Miguel Pichetto (Justicialista-Río Negro), quien se retiró ofendido y dando un "portazo" de la Comisión de Asuntos Constitucionales.

Pichetto explotó molesto porque "no se cumplen las reglas". Según el legislador, existía un acuerdo previo entre los diferentes bloques de no tratar el pedido de desafuero de la expresidenta, elevado por el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa por la que se investiga el encubrimiento de la causa AMIA.

"No se cumple lo estipulado y se abre un tema cuando el objetivo de esta comisión, hoy, era elegir autoridades", afirmó Pichetto. "No le vamos a rehuir a este debate, lo que veo es que se trata de utuilizar este tema en una coyuntura para tener un título en los diarios", agregó el peronista, tras lo cual abandonó la reunión de manera ostentosa y sin ocultar su bronca.

El enojo de Pichetto tuvo como blanco las intervenciones del kirchnerista Marcelo Fuentes (FPV-Neuquén), quien vinculó el pedido de desafuero con una "persecución judicial" a Cristina Kirchner, y, sobre todo, con el oficialismo, que fue quien introdujo el tema en la reunión.

"Hay temas que preocupan, no sólo al Senado sino también a la sociedad, como los pedidos de desafuero de algunos senadores que vienen año tras año dilatándose", abrió el fuego Ernesto Martínez (Cambiemos-Córdoba)., sin mencionar a la expresidennta.

La intervención del oficialista cordobés provocó la reacción de Fuentes, quien criticó en duros términos el manejo de la investigación del memorándum con Irán por parte de Bonadio y la acusación por "traición a la Patria" contra la expresidenta. En ese senrtido, el jefe del bloque kirchnerista del Senado le adjudicó a la causa "intencionalidad política" y el "implacable objetivo del condicionamiento electoral" de Cristina Kirchner.

"Esto es la continuación de la política por otros medios, las causas judiciales y la destrucción de la imagen", agregó Fuentes, quien advirtió a los senadores presentes que "tengan cuidado porque cuando se usan a los jueces como instrumento de persecución política no hay seguridad para nadie".

Antes de que comenzara la polémica, la comisión de Asuntos Constitucionales eligió a sus autoridades. Quedó al frente el peronista catamarqueño Dalmacio Mera, secundado por Laura Rodríguez Machado (Pro-Córdoba).

La discusión sobre el desafuero de Cristina se saldó, al final, con el pedido a la Comisión que recopile todos los pedidos judiciales que involucren los fueros de senadores para saber en qué estado se encuentran.

Todo indica, y ayer tanto oficialismo como oposición coincidieron, que el caso de Cristina Kirchner terminará discutiéndose en el recinto, ya que los plazos legales para que dictamine la Comisión de Asuntos Constitucionales, 60 días tras el ingreso del pedido judcial, ya fueron superados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.