Día Internacional de los Bosques: ¿qué se festeja?

La ONU designó el 21 de marzo como el día para celebrar a los bosques
La ONU designó el 21 de marzo como el día para celebrar a los bosques Fuente: LA NACION
(0)
21 de marzo de 2018  • 18:42

Hoy le toca a los bosques. Desde 2013, todos los 21 de marzo se celebra el Día Internacional de los Bosques, según consignó una resolución de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, mundialmente conocida como FAO.

El propósito de esta fecha es concientizar acerca de la importancia de los bosques en la vida de las personas y del papel crucial que desempeñan en la erradicación de la pobreza, la sostenibilidad medioambiental y la seguridad alimentaria.

"La gestión sostenible de los ecosistemas boscosos es clave para abordar los desafíos a los que se enfrentan los países afectados por conflictos, en vías de desarrollo o desarrollados. Las generaciones presentes y futuras nos beneficiaremos de ello", declara la ONU.

21 de marzo, Día Internacional de los Bosques

1:00
Video

Los bosques cubren un tercio de la superficie terrestre y juegan un papel fundamental en la vida del planeta. Alrededor de 1600 millones de personas -incluidas más de dos mil pueblos indígenas- dependen de los bosques para sobrevivir: les proporciona alimentos, medicinas, combustible y abrigo.

Desde un punto de vista biológico, los bosques son los ecosistemas terrestres más diversos, donde se albergan más del 80% de las especies animales y vegetales.

Pero pese a los increíbles beneficios ecológicos, económicos y sociales que nos brindan los bosques, la deforestación continúa a un ritmo de 13 millones de hectáreas al año y es responsable de entre un 12 y un 20% de las emisiones de gases que producen el efecto invernadero y contribuyen al calentamiento global.

Cuidar los bosques en las ciudades

José Graziano da Silva, director general de la FAO, instó a unir fuerzas para proteger estos recursos naturales y lograr entornos urbanos más sostenibles. En un mensaje de vídeo difundido ayer, Da Silva destacó la importancia de una adecuada gestión de bosques y árboles dentro y alrededor de las ciudades, los cuales 'proporcionan hábitats, alimentos y protección para muchas plantas y animales.

Aunque las ciudades apenas representan el 3% de la superficie terrestre, consumen el 78% de la energía y emiten el 60% del dióxido de carbono. En ellas habita más de la mitad de la población mundial, cifra que en 2050 llegará al 70%, de acuerdo a la FAO.

Los bosques, árboles y zonas forestales en general ejercen funciones esenciales en el entorno urbano, como almacenar carbono, eliminar contaminantes del aire, ayudar a obtener seguridad alimentaria, energía y agua, restaurar los suelos degradados y prevenir la sequía e inundaciones. Por tanto, invertir en zonas verdes puede ayudar a transformar las ciudades en lugares más sostenibles, resilientes, saludables, equitativos y agradables donde vivir.

El objetivo es tener en cuenta a los bosques urbanos y periurbanos como parte de una estrategia para desarrollar una infraestructura verde dirigida, en esencia, a mejorar el bienestar en las ciudades modernas y contrarrestar daños ambientales propios de la urbanización descontrolada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.