Alerta en Colombia por casos de sarampión en venezolanos que huyeron del drama social

Operativo de vacunación en Colombia
Operativo de vacunación en Colombia Fuente: Archivo
(0)
21 de marzo de 2018  • 11:24

BOGOTÁ.- La grave situación social y sanitaria venezolana ya está afectando a todo el continente luego que las autoridades de salud colombianas reportaron el segundo caso de sarampión importado, esta vez en un menor de 10 meses que llegó al país proveniente de Venezuela. Según la Organización Panamericana de la Salud, Venezuela ya encabeza la lista de países con mayor número de infecciones, la mayoría entre niños y adolescentes, y podrían aumentar ante el déficit de vacunas en los centros de salud.

Situaciones similares de temor a contagios se viven en otros países de la región donde se estima que hay entre dos y cuatro millones de venezolanos que precisamente escapan de su país en precarias condiciones de salud.

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa y grave que se trasmite a través de la tos y los estornudos y puede llegar a causar la muerte. Pero puede ser evitada totalmente mediante la aplicación de la vacuna. Antes de que se generalizara el uso de la vacuna en la década de los 80, causó 2,6 millones de muertes al año.

Colombia fue declarada territorio libre de sarampión autóctono en 2014. Pero en la última semana ya se reportaron dos nuevos casos de venezolanos infectados que inmigraron al país. El primero se registró en Medellín (unos 400 kilómetros al noreste de Bogotá) el 15 de marzo, según el INS y el Ministerio de Salud de Colombia. Ese caso se registró en un niño de 14 meses que provenía de Caracas, y presentó los síntomas de la enfermedad días después de cruzar la frontera colombo-venezolana en Cúcuta, dijo el INS.

El segundo caso se registró en la población de Santa Rosa de Cabal, en el departamento de Risaralda, (a unos 300 kilómetros al oeste de Bogotá).

Según el último informe de la Sociedad Venezolana de Salud Pública, de diciembre del año pasado, un total de 857 casos de sarampión se reportaron desde la primera semana de julio hasta la tercera semana de noviembre de 2017.Un total de 465 de esos casos fueron confirmados.

El sarampión es una de las tantas enfermedades detectadas en los venezolanos que huyen al exterior, además de muchos diabéticos insulinodependientes que no tiene acceso a medicación.

Además ya se registraron episodios de discriminación social hacia los venezolanos en Colombia, Brasil y Perú.

Una familia venezolana cruza por el río Branco hacia Roraima, Brasil, con un paciente en silla de ruedas
Una familia venezolana cruza por el río Branco hacia Roraima, Brasil, con un paciente en silla de ruedas Fuente: AP

El lunes por la noche, en la localidad de Mucajaí, en el norteño estado de Roraima, Brasil, una enardecida turba de vecinos invadió un refugio donde había unos 300 venezolanos y los expulsó del pueblo luego que un poblador brasileño murió en una confusa pelea en un bar local.

En la Plaza Simón Bolívar de Boa Vista, capital del estado de Roraima, cientos de venezolanos acampan en carpas o simplemente duermen a cielo abierto sobre el pasto. Cuando llegan camiones con comida, cientos corren hacia ellos, peleándose entre sí para conseguir algo de comida antes de que se acabe. Los ánimos se tensan cuando los hombres acusan a mujeres y niños de aprovecharse para recibir raciones extra.

El gobernador de Roraima declaró el estado de emergencia para liberar fondos para el sobrepasado sistema de hospitales públicos, donde según las autoridades ocho de cada 10 pacientes proceden de Venezuela.

En Colombia, varios portales de búsqueda de empleo aclaran que no reciben solicitudes de ciudadanos venezolanos.

Agencia AP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.