0

Mormones: "Una vez que ha ocurrido la concepción, la decisión ya se ha tomado"

Entrevista con el elder Alfredo Salas (En la foto, a la izquierda, junto a otras autoridades de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días)
Entrevista con el elder Alfredo Salas (En la foto, a la izquierda, junto a otras autoridades de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días)
Evangelina Himitian
0
21 de marzo de 2018  • 16:39

"El aborto es una forma de control de la natalidad", apunta en una entrevista con LA NACION el elder Alfredo Salas, director Internacional Asuntos Públicos de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Para explicar por qué los mormones se oponen al aborto y no admiten ninguna de las excepciones que considera la ley, Salas citará una y otra vez al elder Russell Nelson, médico cirujano, que en enero último fue nombrado máxima autoridad mundial de esa iglesia, con base en Utah, Estados Unidos.

"El plan eterno de Dios proporciona a sus hijos la oportunidad de obtener un cuerpo físico, de ganar experiencias terrenales y de cumplir su destino divino como herederos de la vida eterna. El aborto voluntario o electivo por conveniencia personal o social está en contra de la voluntad y de los mandamientos de Dios", explica. Después de que el presidente Mauricio Macri habilitó el debate legislativo, la comisión directiva de la iglesia mormona en Argentina volvieron a reunirse para analizar y actualizar la posición sobre el aborto. La conclusión fue que no se admite en ningún caso, incluso "cuando el embarazo sea el resultado de incesto, de violación, cuando esté en peligro la salud de la madre", explica Salas.

- ¿Qué pone en juego este debate sobre el aborto?

-Me permito citar al actual presidente de la Iglesia, Russell M. Nelson, que señala que la Sociedad profesa reverencia por la vida humana. Lloramos por los que mueren, oramos y hacemos cualquier cosa por aquellos cuyas vidas corren peligro. Es imposible describir el pesar que siente un médico cuando se le muere un paciente. Y nuestro presidente se pregunta "¿Qué sentido de inconsistencia hace que la gente sienta pesar por sus muertos y al mismo tiempo sea insensible a esta maléfica guerra a la vida en su silencioso desarrollo? ¿Qué lógica alienta los esfuerzos por conservar la vida de un niño de doce semanas gravemente enfermo y aprueba a la vez poner fin a otra vida doce semanas después de su inicio? Evidentemente se presta más atención a la suerte de un condenado a muerte en una cárcel que a los millones a quienes se priva totalmente de la oportunidad de vivir por medio de tan odiosa matanza antes del nacimiento". La elección de la mujer de hacer lo que le plazca con su cuerpo no hace valido lo que elija hacer al cuerpo de otra persona. Ellos dos tienen cerebros separados, corazones separados y aparatos circulatorios separados. Suponer que no hay criatura ni vida en ella es negar la realidad.

- ¿Cuál es la postura de los mormones sobre el aborto? ¿En qué se sustenta?

-Por ser hijos e hijas de Dios, apreciamos la vida como un don de Él. El plan eterno de Dios proporciona a sus hijos la oportunidad de obtener un cuerpo físico, de ganar experiencias terrenales y de cumplir su destino divino como herederos de la vida eterna. El aborto voluntario o electivo por conveniencia personal o social está en contra de la voluntad y de los mandamientos de Dios. Citando nuevamente al presidente Nelson, "La mayoría de los abortos se llevan a cabo a pedido de la interesada para poner fin a un embarazo inesperado. Esos abortos son sencillamente una forma de control de la natalidad". El aborto optativo se ha legalizado en muchos países basándose en la creencia de que la mujer tiene la libertad de decidir qué hacer con su propio cuerpo. Hasta cierto punto, eso es verdad para cada uno de nosotros, ya sea varón o mujer: Tenemos libertad de pensar, tenemos libertad de hacer planes y tenemos libertad de actuar, pero una vez que entramos en acción, nunca quedamos libres de sus consecuencias... las personas que deciden embarcarse en la jornada que conduce a ser padres (se refiere a mantener relaciones sexuales) tienen la libertad de decidir de tomar o no tomar ese curso. Una vez que ha ocurrido la concepción, la decisión ya se ha tomado.

- ¿Se admite en ciertas circunstancias?

-Muchos consideran que ciertas circunstancias excepcionales podrían justificar un aborto. Por ejemplo, cuando el embarazo sea el resultado de incesto, de violación, cuando esté en peligro la salud de la madre, según la opinión de autoridades médicas competentes o cuando dichas autoridades determinen que el feto tiene defectos graves que no le permitirán sobrevivir más allá del nacimiento. Según nuestra enseñanza, aun esas circunstancias no justifican que se provoque un aborto.

-¿Cuándo comienza la vida? ¿Y la persona?

-Ofrezco dos citas de líderes mundiales de la Iglesia: el elder Dallin H. Oaks, uno de los Doce Apóstoles (de la Iglesia) dice: "Nuestra posición sobre el aborto no se basa en un conocimiento revelado que nos aclare desde el punto de vista legal cuando empieza la vida, sino que la determina nuestro conocimiento de que, de acuerdo con un plan eterno, existe un propósito glorioso para que todos los hijos espirituales de Dios vengan a la tierra y que la identidad individual de cada uno comienza mucho antes de la concepción y continuará en las eternidades por venir". También el presidente Nelson dice que esto no es un asunto de cuando comienza la vida en sí ni de cuando el espíritu anima al cuerpo. En la ciencia biológica, se sabe que la vida empieza cuando dos células embrionarias se unen y forman una sola célula... El comienzo de la vida no es un tema de discusión sino una realidad científica

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.