Budistas: "Quién debe decidir sobre el aborto es la mujer embarazada"

Entrevista con el venerable maestro Hring Yun, referente mundial del budismo humanitario
Entrevista con el venerable maestro Hring Yun, referente mundial del budismo humanitario
Evangelina Himitian
(0)
21 de marzo de 2018  • 18:28

"El bebe dentro del vientre también es una vida, por lo tanto, abortar es matar. Sin embargo, no es el odio lo que lleva a las mujeres a abortar sino el sentir que ya llegaron a su último recurso". Quien habla es Hring Yun, el venerable maestro, fundador del movimiento Fo Guang Shan, cuyo templo en Argentina se levanta en la avenida Cramer, en Belgrano. Allí se practica el budismo humanitario, que es una de las vertientes que más fieles concentra. Se estima que en la ciudad hay más de 40.000 budistas. Cuando LA NACION consultó a las autoridades del templo de Belgrano, éstas consideraron que quien debía responder era su mayor líder espiritual, que es considerado uno de los principales referentes mundiales del budismo humanitario. El venerable maestro contestó las preguntas desde Taiwán y detalló cuál es la postura de ese culto sobre el aborto: aunque son defensores de la vida, ponen el foco en la situación de la mujer y consideran que ni una ley, ni el Estado ni una creencia religiosa le puedan decir a una mujer si debe continuar con un embarazo. "El aborto, no es un asunto que la ley pueda resolver ni que los defensores de ella puedan establecer. La persona que tiene más derecho para decidirlo es la madre del bebe y se debería respetar esa decisión, ya que ella es quien soportará las consecuencias", agrega.

-¿Qué pone en juego este debate sobre el aborto?

-El aborto e incluso la eutanasia no son asuntos en los cuales las leyes, religiones o normas morales puedan tener especificación alguna. Es un tema extremadamente complicado donde la vida, los derechos humanos, la moralidad, la fe e incluso la Ley de Causa y Efecto juegan un papel importante. El aborto no es asunto de una sola persona ni una situación simple, sino que incluye al marido, esposa, parientes y a la vida por nacer. Es por esto que algunas religiones no están a favor del aborto.

-¿Cuál es la postura de los budistas? ¿En qué se sustenta?

-El punto de vista del Budismo sobre el aborto, es que el bebe dentro del vientre también es una vida, por lo tanto, abortar es matar. Sin embargo, la razón por la que deciden abortar algunas mujeres es porque ya llegaron a su último recurso y necesitan hacerlo. Por ejemplo, si la mujer concibe un niño con discapacidad y un tercero le niega el aborto, la madre finalmente dará a luz a un niño con discapacidad, a quien deberá educar durante décadas. Y éste tercero, que estaba en contra de aborto, ¿puede proporcionarle alguna ayuda o cuidado a la madre? No es el odio lo que lleva a las mujeres a abortar, sino que muchas veces buscan preservar su nombre, para proteger su seguridad, para poder mantener su propia imagen futura. Por lo tanto, a pesar de que los Confucianos digan que "Dios tiene buenas virtudes", el aborto, no es un asunto que la ley pueda resolver ni que los defensores de ella puedan establecer. La persona que tiene más derecho para decidirlo es la madre del bebe y se debería respetar esa decisión, ya que ella es quien soportará las consecuencias. El Budismo Humanitario se basa en los Derechos Humanos y sostiene que las mujeres tienen el derecho a elegir las consecuencias que ellas mismas enfrentarán.

-¿Se admite en ciertas circunstancias?

Algunas mujeres fueron desafortunadas y quedaron embarazadas tras una violación. Si simplemente nos oponemos al aborto basado en la compasión, ¿cómo sabremos si la relación entre la madre y el hijo o hija será de amor u odio? Por lo tanto, no es asunto en el cual la ética o la ley puedan resolver y tienen presencia muchos otros factores. Lo recomendable es darle el poder de elección a la persona afectada, es decir, la mujer misma debería tener el derecho de decidir, porque como ella misma evalúa los beneficios y los perjuicios, las causas y consecuencias serán toleradas por ella.

Hay muchas razones por las cuales las mujeres hoy abortan. Si fue por una violación, en última instancia, la sociedad debería ser compasiva, brindar atención y ayudarla a salir de la oscuridad. Si la mujer quedó embarazada antes del casamiento, las familias y la sociedad deberían fortalecer la ética, el respeto y la educación sexual como medida preventiva. Lo que quiero enfatizar aquí es que cuando ocurre un embarazo antes del casamiento, el hombre y la mujer son partícipes, por lo tanto no deberían abortar, para prevenir un supuesto error. Deberían enfrentarse valientemente a la realidad y asumir la responsabilidad de ser padres.

-¿Cuándo comienza la vida? ¿Y la del ser humano?

-En el Budismo se dice que la vida surge del génesis condicionado, significa que surge de la reunión de diversas condiciones, no es existencia única, ni tampoco surge de repente. En la vida hay cuatro etapas, en el mundo hay formación, existencia, destrucción y vacío, y en nuestra mente hay formación, existencia, cambio y vacío. La vida y muerte nunca termina, es un ciclo sin fin al igual que el reloj. ¿En donde se empieza? ¿y dónde termina? De hecho, no existe ni el punto de inicio, ni el punto final.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.