0

El tecnócrata que nunca supo cómo conquistar a los peruanos

Luis Jaime Cisneros
0
22 de marzo de 2018  

LIMA.-Pedro Pablo Kuczynski, conocido como el Gringo y que llegó hace 20 meses a la presidencia de Perú para liderar "un gobierno de lujo", según prometió, renunció ayer acosado por el escándalo de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht.

Hijo de un médico alemán que huyó del nazismo, Kuczynski, de 79 años, llegó al poder con dos lastres: escaso respaldo político en un Congreso que actúa como un contrapoder y su condición de empresario. Sus opositores lo acusaban de mantener vínculos con transnacionales y de ser lobbista.

Fueron precisamente los vínculos con la empresa brasileña -que repartió decenas de millones de dólares a políticos latinoamericanos a cambio de obras públicas- los que culminaron abruptamente con su presidencia, corolario de una larga carrera que empezó en 1968, cuando fue nombrado gerente del Banco Central de Reserva, antes de ser ministro en varias ocasiones, inversor de Wall Street y economista del Banco Mundial.

Cuando asumió el poder, en julio de 2016, este hombre que pasó de vivir en la Amazonía en su infancia a estudiar en Oxford en su juventud, sorprendió a los peruanos con pasos de baile y, durante la primera reunión del Consejo de Ministros, al poner a todos los funcionarios a hacer ejercicio en el patio del palacio de gobierno.

Entre bromas decía que la presidencia sería su último trabajo. Alegaba que por su edad estaba más cerca de una jubilación que de buscar perpetuarse en el poder. Se jactaba de dirigir un gobierno de lujo, por su apabullante currículum y el de sus ministros.

"Yo no soy político, soy un economista que quiere hacer algo por su país", decía Kuczynski, que fue concertista de flauta traversa del Royal College of Music.

Su acento heredado de una educación en Estados Unidos y Gran Bretaña le valió al exbanquero, nacido en Lima en 1938, el apodo de Gringo. Graduado en política, filosofía y economía en Oxford y en administración pública en Princeton, tuvo que renunciar a su nacionalidad norteamericana para poder postularse a la presidencia.

Conocido por el acrónimo de su nombre (PPK), tiene cuatro hijos de sus dos matrimonios con estadounidenses.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.