Otra denuncia apunta a Cavalieri

Es por incumplir el cupo femenino en el gremio de Comercio; el caso roza a Triaca
Nicolás Balinotti
(0)
22 de marzo de 2018  

A una semana de haber sido imputado en Córdoba por un presunto fraude millonario como presidente de la Obra Social de Empleados de Comercio y Actividades Civiles (Osecac), el sindicalista Armando Cavalieri sumó un nuevo caso que podría complicar su anhelo de alcanzar este año el octavo mandato en cadena al frente del Sindicato de Empleados de Comercio.

La dirigente opositora Leticia Baibiene presentó el lunes pasado un informe ante la Oficina Anticorrupción (OA) en la que exige que el Ministerio de Trabajo, a cargo de Jorge Triaca, les dé curso a los expedientes por incumplimiento del cupo femenino que presentó el año pasado.

En su informe, dirigido a Laura Alonso, Baibiene advirtió sobre el incumplimiento de Cavalieri y sugiere que el sindicalista cuenta con el aval de Triaca. Para el ministro, el jefe mercantil es uno de sus dirigentes gremiales de mayor confianza por la amistad que lo unía con su padre. Es más, junto a él, definió la estrategia para las paritarias de este año y la decisión de aislar a Hugo Moyano de la CGT.

"¿Por qué convalidó un acto ilegal? ¿Por qué no resuelve los expedientes en los que se reclama que se cumpla con la ley de asociaciones sindicales", se preguntó la denunciante en su informe a la OA.

Las cartas documento de Baibiene ya llegaron hasta el presidente Mauricio Macri. Argumentó, además, que ese organismo tendría competencia para actuar, según la legislación de la Convención Interamericana contra la Corrupción.

En Comercio, relativizan las críticas de Baibiene y desestiman su alcance, según dijeron allegados de Cavalieri a LA NACION.

Cavalieri, de 83 años, evalúa renovar su mandato en el gremio. A diferencia de otras veces, le surgiría en ahora un rival: se trata de Ramón Muerza, delegado en los supermercados Coto, quien se jacta de tener un vínculo aceitado con el macrismo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.