Para los argentinos, una firma o una foto con Manu Ginóbili en San Antonio Spurs no tienen precio

Manu Ginóbili lucha por la posesión del balón ante Washington Wizards
Manu Ginóbili lucha por la posesión del balón ante Washington Wizards Fuente: AP
Diego Morini
(0)
22 de marzo de 2018  • 07:48

SAN ANTONIO.- "Planificamos las vacaciones para lograr esto". La frase le pertenece a Mercedes, que llegó hasta esta ciudad desde Haedo y tiene en brazos al pequeño Francisco, de ocho meses. Detrás está su pareja, Federico, que se señala la camiseta de la selección argentina de básquetbol justo en donde Emanuel Ginóbili estampó su firma. Tener la rubrica del 20 de los Spurs no es una tarea sencilla y cuesta unos cuantos billetes. Acceden hasta el bahiense aquellos que logran conseguir ubicaciones en las primeras filas y para eso es necesario desembolsar unos 600 dólares por cada ubicación para un juego como el de anoche ante Washington . Pero para el choque con Golden State del lunes último llegaron a pagar hasta U$S 1400 por cada ticket. Los argentinos disfrutaron, porque San Antonio encadenó anoche su quinta victoria consecutiva: superó a los Wizards por 98-90 y se mantiene en el sexto lugar de la Conferencia Oeste.

Enrique y Andrés, que llegaron desde Victoria, en San Fernando, estaban felices por tener remeras de la Argentina firmadas y también las fotos que se tomaron con el bahiense. Cuentan emocionados que Manu los trató de una manera espectacular. Ellos vieron el choque con Warriors, anoche con Wizard y mañana estarán en el duelo con Utah; para tener ubicaciones detrás del banco de los Spurs en los tres partidos gastaron 5200 dólares. Se sintieron plenos cuando vieron que Manu anoche hizo un buen juego, con 7 puntos, 1 rebote, dos robos y dos asistencias. Incluso, bien cerca de ellos Ginóbili se tiró de cabeza para recuperar un balón y el AT&T Center explotó de la emoción.

Para Federico y Mercedes, la planificación económica para ver los juegos con Warriors, Wizards y Jazz, resultó determinante. Para el partido ante Golden, sólo asistió Federico que pagó 150 dólares por un asiento en el tercer anillo del estadio, pero para Washington y Utah, compraron a través de Ticket Master boletos para estar cuatro filas por detrás del banco de San Antonio y gastaron entre los dos 1200 dólares para cada partido.

Ubicarse en la zona de ingreso a los vestuarios es un privilegio para unos pocos. Allí, todos los Spurs se detienen a sacarse fotos y firmar autógrafos. En ese sector sobresalen Matías y Greta, que salta a la vista que son argentinos porque sostienen una enorme bandera celeste y blanca y por su inconfundible acento cordobés. Ellos forman parte del grupo de 20 fanáticos que participan del Adventure Signature que ofrece la franquicia. Estos cordobeses están allí porque tienen un amigo que vive en la ciudad y que cuenta con abono en el AT&T Center por el que pagó unos US$ 15.000 por la temporada por estar ubicado en la fila 10, detrás del aro del ingreso de los visitantes. Matías y Greta consiguieron que su amigo los anotara para integrar ese selecto grupo: lógicamente se llevaron firmas y fotos con Ginóbili.

Todos abonan diferentes valores por sus entradas, ya que Julián y Virginia, de Castelar, pudieron ubicarse en la cuarta fila detrás del aro que da al vestuario local y pagaron 250 dólares cada boleto en la reventa de abonos. Muchos otros se vieron dando vueltas por el estadio pero en butacas muy elevadas que cuestan unos 100 dólares, pero claro: no tienen acceso al sector en donde se puede conseguir una firma o una foto con el 20 de los Spurs. "Es asombroso ver cómo acompañan a Manu los argentinos", dijo Kyle Anderson.

Una noche más en esta ciudad en la que Manu Ginóbili y los argentinos que viajaron para verlo jugar dominaron la escena. Y todos dejaron en claro que no importa el valor de la entrada si se trata de conseguir una firma o inmortalizar el encuentro con el bahiense con una foto. Y para completar el menú, anoche se llevaron otra buena dosis del "Jugo del abuelo", denominación que se hizo popular en los Estados Unidos por su vigencia a los 40 años en el mejor básquetbol del mundo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.