0

Guerra comercial: Trump ordena imponerle aranceles a productos chinos por US$ 60.000 millones

La nueva medida de la Casa Blanca abre un nuevo foco de tensión entre Washington y Pekín
La nueva medida de la Casa Blanca abre un nuevo foco de tensión entre Washington y Pekín Fuente: Archivo - Crédito: Fabrice Coffrini/AFP
Rafael Mathus Ruiz
0
22 de marzo de 2018  • 13:45

WASHINGTON.- En su ofensiva más frontal contra el avance económico de Pekín, Donald Trump ordenó restringir inversiones de China en Estados Unidos y abrir un proceso para imponerle tarifas a cientos de productos chinos importados por un valor de US$ 60.000 millones.

La ofensiva de la Casa Blanca abrió un nuevo foco de tensión entre Washington y Pekín y amenazó con profundizar la latente guerra comercial que desató Trump al imponer tarifas a las importaciones de acero y de aluminio bajo el argumento de que ponían en riesgo la "seguridad nacional" de la primera potencia global.

Wall Street reaccionó con una fuerte caída a la perspectiva de una ola proteccionista: el índice Dow Jones retrocedió un 2,93%, o 723 puntos, mientras que el índice S&P 500, más abarcativo perdió un 2,52 por ciento.

Ayer, al ajustar aún más su tenaza proteccionista, Trump, quien ha dicho una y otra vez que China y otros países toman ventaja de Estados Unidos, prometió una política comercial "recíproca". Su gobierno ya se ha embarcado en negociaciones con casi todos sus principales socios comerciales, incluidos Canadá, México y la Unión Europea.

"Si ellos nos cobran, nosotros les cobramos lo mismo", resumió el mandatario, al hablar de China.

Altos funcionarios del gobierno de Trump dijeron que la nueva política oficial respondía a la necesidad de defender al país de la "agresión económica" del gigante asiático, y que el objetivo final era "lograr que China modifique sus prácticas comerciales desleales". La Casa Blanca acusó a China de presionar a compañías norteamericanas para adquirir su tecnología.

Antes del anuncio, Pekín prometió tomar "todas las medidas necesarias" para defender los intereses del país. Trump justificó su decisión en que China presuntamente roba tecnología estadounidense o presiona a las empresas norteamericanas a que la entreguen.

"China no se sentará de brazos cruzados para ver sus derechos legítimos dañados y debe tomar todas las medidas necesarias para defender resueltamente sus derechos legítimos", dijo el Ministerio de Comercio en Pekín, en un comunicado en su página web.

Estados Unidos tiene un déficit comercial de bienes con China de 375.000 millones de dólares. Trump prometió durante la campaña presidencial que impondría restricciones y mayores controles al intercambio con el gigante asiático, parte de su compromiso global de rediseñar los vínculos comerciales de Estados Unidos con el mundo. Ayer, dijo que veía a China como una nación "amiga" y que tenía un "tremendo respeto" por el presidente chino, Xi Jinping. Pero acusó al gigante asiático de robar propiedad intelectual, y prometió que su última movida ayudaría a equilibrar el comercio y crear un país "más fuerte, más rico".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.