0

En Mendoza capacitarán a trapitos para que consigan trabajo

El gobierno de Mendoza busca capacitar a los trapitos
El gobierno de Mendoza busca capacitar a los trapitos Fuente: Archivo
Pablo Mannino
0
22 de marzo de 2018  • 15:26

Los trapitos tienen los días contados en Mendoza. Se aproxima el final de una actividad ilegal pero a la vez el comienzo de una posibilidad real para estos jóvenes marginados. Así las cosas, la comuna de Capital, mediante una ordenanza que se debatirá en el Concejo Deliberante en los próximos días, prohibirá esta práctica, que estará tipificada en el Código de Convivencia municipal, pero con el fin de avanzar en la inclusión educativa, social y laboral de 300 chicos, entre 18 y 25 años, quienes tenían a maltraer a vecinos y turistas a la hora de estacionar sus autos en la vía pública.

De esta manera, los cuidacoches informales serán capacitados en oficios, especialmente en construcción, para luego lograr ingresar a alguna empresa privada, la cual contará con el beneficio oficial de la mitad del pago del salario durante los primeros tres meses. Una pequeña parte de estos chicos, que se estima no serán más de 30, seguirá trabajando en el programa de Estacionamiento Medido en las zonas donde se ampliará el radio de acción oficial, entre las calles aledañas a las concurridas Arístides Villanueva, Juan B. Justo y el barrio Bombal. Eso sí, hay un problema latente, que debe zanjarse: la mayoría de los jóvenes tiene antecedentes penales, lo que despierta la inquietud de las compañías.

"Está todo avanzado y vamos por el camino de la inclusión, a pesar de los antecedentes. Trabajamos ahora en persuadir a las empresas para que los tengan en cuenta, ya que aseguran no encontrar personas calificadas. No se puede excluir más, hay que avanzar en el razonamiento de que son personas que necesitan un trabajo digno para poder salir de ese círculo. Es una cuestión cultural, de chicos que se han criado sin estudiar, y sin ver a sus papás trabajar", expresó Rodolfo Suárez, intendente capitalino, quien aseguró que trabajarán con la Universidad Nacional de Cuyo para la instrucción de los trapitos.

A su vez, lo que se busca es modificar el Código de Convivencia de Capital para dejar asentada la conducta indebida de extorsión a la hora del cuidado del vehículo. "Ya nadie podrá cobrar en aquellos lugares en los que el Estado no cobra. La vía pública es de todos, nadie puede apropiarse y menos aún de manera extorsiva", explicó el jefe comunal, quien aclaró que no respetar estas medidas significará el decomiso por parte de los preventores de los elementos e indumentaria adulterada y hasta el desalojo con ayuda de la fuerza pública, además de ser pasibles de una denuncia y de sanciones específicas. En una primera instancia la multa será de unos 600 pesos. Asimismo, los responsables de la comuna, solicitan a los ciudadanos que efectúen las denuncias correspondientes ante amenazas o incumplimiento de las disposiciones.

En los últimos años hubo infinidad de quejas, denuncias y episodios violentos, robos y venta de drogas que tenían como protagonistas a los trapitos, quienes en días o eventos especiales llegaban a reclamar el pago de 100 pesos por el cuidado del coche en diferentes calles del centro.

En tanto, a la par de las acciones de los municipios, el gobierno provincial trabaja en una modificación al Código de Faltas para lograr una "convivencia pacífica", haciendo hincapié en el concepto de "mendicidad violenta". La idea de los funcionarios es aplicar multas y trabajos comunitarios como parte de las sanciones, dejando los días de arresto para delitos mayores. A su vez, en el Ejecutivo admiten que es necesario desarrollar políticas de inclusión social y laboral para generar más posibilidades para estas personas que alteran el orden público. Por eso, el primer paso se está dando. Solo resta esperar los primeros resultados.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.