En un Perú convulsionado por la salida de Kuczynski, Vizcarra prepara su asunción

El vicepresidente deberá completar los tres años y medio de gobierno bajo la sombra de una oposición dominante en el Congreso; podrían prohibir dejar el país al exmandatario
El vicepresidente deberá completar los tres años y medio de gobierno bajo la sombra de una oposición dominante en el Congreso; podrían prohibir dejar el país al exmandatario Fuente: Reuters
(0)
22 de marzo de 2018  • 19:08

LIMA.- Perú vivió su primer día tras la traumática renuncia a la presidencia de Pedro Pablo Kuczynski, en un torbellino político que mantiene al país convulsionado, pero con la expectativa de que tome las riendas el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, que llegaría a Lima esta madrugada desde Canadá.

Mientras espera que el Congreso -en un paso formal- acepte su renuncia, ya fuera del poder la pesadilla continúa para Kuczynski, que este jueves pisó por última vez el Palacio de Gobierno, donde había llegado a mediados de 2016 para despedirse del personal permanente.

Tras presentar su renuncia el miércoles, obligado ante la inminencia de un juicio político en el que tenía todas las de perder, los fiscales de una unidad especial contra la corrupción solicitaron a la justicia una orden para impedir su salida del país por sus vínculos con la constructora brasileña Odebrecht.

Pero el hombre del momento es el vicepresidente Martín Vizcarra. El ingeniero de 55 años, que también ejercía como embajador en Canadá, debía llegar en la madrugada del viernes en un vuelo de Ottawa para enfrentar el caos político y tomar posesión del mando.

"Estoy indignado por la situación actual, como la mayoría de los peruanos. Pero tengo la convicción que juntos demostraremos una vez más que podemos salir adelante", escribió en su cuenta de Twitter.

Vizcarra deberá completar un mandato que se extiende hasta 2021. La suya se anticipa como una tarea titánica, sin embargo, ya que carece de partido político en un Congreso dominado por Fuerza Popular, el partido de Keiko Fujimori, la poderosa dirigente que promovió el derrumbe de Kuczynski.

"El señor Vizcarra va a gobernar los tres años y medio de lo que falta del actual mandato del gobierno", dijo el vocero de Fuerza Popular, Daniel Salaverry. "Creo que en ese período se pueden hacer cosas muy importantes por el país si es que tiene un mensaje de unidad", afirmó en una bienvenida que intentó reducir el alto voltaje del clima político.

Tras varios meses en la cuerda floja por sus vínculos con Odebrecht, Kuczynski, que había asumido hace 20 meses, tiró la toalla en vísperas de la Cumbre de las Américas, que reunirá el 13 y 14 de abril en Lima a una treintena de jefes de Estado. Entre ellos estará el presidente norteamericano, Donald Trump, con quien Kuczynski tenía agendado un encuentro.

Algunos grupos políticos plantearon rechazar la renuncia y seguir adelante con el juicio político por "incapacidad moral permanente" debido a sus mentiras sobre sus nexos con Odebrecht, incluso cuando fue un funcionario clave en otra gestión.

Así sucedió con Alberto Fujimori (1990-2000), que envió una carta de renuncia por fax desde Japón acuciado por escándalos de corrupción. Pero el Congreso, decidido a mantener la iniciativa en la puja con el jefe de Estado, siguió su propio camino y votó su destitución.

Kuczynski es el primer presidente de la región que pierde su puesto por la tormenta de Odebrecht, que se descargó sobre otros exmandatarios peruanos como Ollanta Humala, en prisión preventiva, y Alejandro Toledo, exiliado en Estados Unidos, sobre quien pesa una orden de extradición.

En diciembre pasado, Kuczynski sobrevivió a un intento de destitución gracias al sorpresivo apoyo de una decena de legisladores opositores encabezados por Kenji Fujimori, el hijo menor de Alberto Fujimori, a cambio el indulto que sacó al exmandatario de la cárcel, donde cumplía una condena de 25 años por corrupción y crímenes de lesa humanidad.

La salida de Kuczynski se precipitó después de que líderes de Fuerza Popular difundieron un video en el que aparece Kenji Fujimori tratando de convencer a otro legislador para que rechazara la destitución del presidente a cambio de favores políticos.

Los fiscales de una unidad especial contra la corrupción solicitaron a un juez la orden de prohibición de dejar el país a Kuczynski, según reveló una fuente judicial, mientras investigan los pagos de Odebrecht a dos firmas consultoras a las cuales se lo vincula.

"Si Kuczynski se va es por corrupto e inmoral", dijo la líder del partido de izquierda Nuevo Perú, Verónica Mendoza, y pidió al futuro presidente que convoque a elecciones.

La guerra fratricida por dominar el legado del fujimorismo se saldó con una victoria de Keiko, de 42 años y dos veces candidata presidencial. El futuro de Kenji, de 37 años y el diputado más votado en las dos últimas legislaturas, depende del Congreso dominado por su hermana, donde luego de la difusión del video se inició un proceso de desafuero.ß

Agencias AFP, AP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.