Para el Gobierno, la decisión de Trump sobre el acero es una "buena señal", pero aún reina la cautela

Donald Trump
Donald Trump Fuente: AP - Crédito: Archivo
Francisco Jueguen
(0)
22 de marzo de 2018  • 19:17

En el Gobierno existe un entusiasmo ahogado, un festejo en silencio. Luego de la decisión del presidente de los EE.UU. de pausar la aplicación de aranceles al acero y el aluminio argentinos fue celebrado desde el Gobierno. Sin embargo, tanto los funcionarios como los propios industriales mantienen la cautela a la espera de una decisión definitiva de la Casa Blanca.

Todas las primeras líneas gubernamentales se subieron hoy al triunfo -parcial- de la Argentina, luego de la derrota meses atrás con el biodiésel. "Es una muy buena señal", afirmó a LA NACION el secretario de Comercio, Miguel Braun. ¿Cuáles serán los próximos pasos del Gobierno? Desde mañana se darán conversaciones durante el próximo mes para llegar a una decisión final. Mañana o pasado, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, mantendrá una conversación telefónica con el representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

"A diferencia de lo que ocurrió con el biodiésel acá no habrá una decisión administrativa y tenemos una muy buena relación política (con los Estados Unidos)", afirmó Braun en una charla con algunos medios. En Comercio creen la decisión de imponer aranceles tuvo la motivación de sentar a varios países a discutir unilateralmente el comercio con los EE.UU. en medio de la preocupación creciente de sus funcionarios y técnicos por su creciente déficit comercial. En esa línea, el rojo que más preocupa es con China. Cerca de Braun no descartan que en la negociación de las próximas semanas aparezca algún pedido comercial de los EE.UU. al Gobierno tras la decisión de hoy de eximir al país del pago de los aranceles.

"Es una muy buena señal y ahora hay que seguir las conversaciones", coincidió a este medio Horacio Reyser, secretario de Relaciones Internacionales de la Cancillería. Reyser recalcó que la decisión de hoy de los EE.UU. se basada en los puntos que sugirió la carta enviada ayer por el Gobierno a los representantes de comercio estadounidense en la que se señalaba que las importaciones argentinas de acero y aluminio no representaban un problema para el déficit comercial americano, que la Argentina no podía ser considerado una amenaza a la seguridad nacional y en que el país no realizaba una triangulación de esos bienes. La misiva fue firmada por Francisco Cabrera (que preside el foro global del acero del G20) y por el canciller, Jorge Faurie. "Ya presentamos los argumentos. Ahora los evaluarán", dijo Reyser.

"Queremos ser muy prudentes hasta que haya una determinación final", dijeron fuentes de Aluar, principal productor de aluminio argentino. "Lo anunciado hoy es muy auspicioso pero es una medida transitoria. Ahora se abre un compás de espera, una negociación, en la que vamos a acompañar al Gobierno en lo que necesiten", dijeron cerca de Javier Madanes Quintanilla. En tanto, en del Grupo Techint sólo surgieron dos palabras: "Entusiasmo y cautela". Ambas empresas serían las más perjudicadas ante la aplicación de esos aranceles.

En el Gobierno buscan explicaciones a las decisiones de Trump. Según analizaron algunas fuentes, uno de las principales preocupaciones del gobierno del magnate tiene que ver con el déficit comercial que arrastra. En ese rumbo, el acero -y el aluminio- es estratégico. En los últimos años, se generó una importante sobreproducción de ese bien gracias a China. Si bien el G20 trabaja ese problema, EE.UU. busca apurar una solución, que llevará mucho más tiempo a través del diálogo y el multilateralismo, según afirmaron desde el Gobierno.

Los festejo también llegaron en estos días a la cartera de Hacienda, que conduce Nicolás Dujovne. Es que en la última reunión ministerial del G20 que se realizó lunes y martes en Buenos Aires, el economista mantuvo una relación bilateral con su par estadounidenes, Steven Mnuchin, en la que Dujovne reclamó por los aranceles al acero y el aluminio impuestos a la Argentina. Cerca del ministro de Hacienda contaron incluso que la decisión del gobierno de Trump había sido adelantada con una llamada telefónica a Dujovne desde EE.UU.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.