0

Argentina-Italia. Paciencia y fe, las cartas de Gonzalo Higuaín para volver a ser parte de la selección argentina

Messi junto con Higuaín, que regresa a la selección después de 9 meses
Messi junto con Higuaín, que regresa a la selección después de 9 meses Fuente: EFE
Andrés Eliceche
0
23 de marzo de 2018  

MANCHESTER.- Que nunca pensó en renunciar. Que aprendió a separar la paja del trigo: toma las críticas bienintencionadas, descarta las otras. Que volvió como se fue, con las mismas ganas. Que los compañeros lo quieren, y que él también porque son un grupo desde hace un montón de años. Que se ríe bastante, sí, ahora que su mamá está bien, recuperada de la enfermedad que sufrió en los últimos tiempos. Que además pronto la hará abuela de Alma, cuando él debute como papá. Gonzalo Higuaín pasó los 30 en diciembre y parece que ese nuevo rango etario lo hubiera puesto en otro lugar. Entonces, la noticia de su regreso a la selección tiene para él un valor justo: es importante porque lo esperaba, pero no se vuelve loco. En sus palabras: "La vida no es 100 por ciento fútbol, la vida pasa por otro lado. La gente ve que sos jugador, que pateás una pelota y se olvida de lo que pasa fuera de la cancha. A todos nos afecta lo bueno y lo malo", traza una línea para dividir al hombre público del hombre privado. Para humanizarse.

Juega Messi -si una fatiga muscular de última hora no tiende una trampa- y entonces crece una electricidad. El partido de esta tarde en este legendario rincón inglés estará repleto de simbolismos para un delantero acostumbrado a jugar bajo presión. Ponerse esa camiseta le quitará la pausa a su relación con la selección, que se inició en Melbourne hace más de nueve meses. Cuando Sampaoli lo reemplazó en el entretiempo de aquel desabrido 1-0 a Brasil, ¿podía Higuaín imaginar que debería esperar tanto para recuperar su espacio? El DT tenía otro plan: darle un lugar a Mauro Icardi, que pedía pista con sus recurrentes goles en Inter. Al N° 9 de Juventus lo veía caído, como si el fantasma de aquellos goles que no fueron en las finales, fueran una cruz irremontable. Pero el salto en el tiempo, con la falta de feeling entre el propio Icardi y la vieja guardia, reactivaron sus posibilidades: "A Higuaín lo veo potenciado para reflejar en el Mundial lo que es: uno de los mejores centrodelanteros del mundo", dice ahora el entrenador, sentado ante la prensa, horas antes de la función de reestreno de Pipa.

La suya será la novedad menos estridente del equipo, al que el DT quiere ver con actores diferentes a los habituales. Sampaoli toma el juego con Italia como una prueba para el carácter y la capacidad de varios: será, por caso, la hora del debut de Willy Caballero -a los 36 años y medio se convertirá en el debutante de mayor edad en la selección- y de Fabricio Bustos, el extremo más joven de los titulares -tiene 21-. Será también un desafío para los que llegaron a esta gira a ganarse el ticket que los transporte a Rusia: Nicolás Tagliafico, Manuel Lanzini y Leandro Paredes, por ejemplo, que jugarán de entrada. "Estos partidos no son por tres puntos. Lo importante es la consolidación del estilo y de la lista, eso vinimos a buscar a esta gira. Los nuevos tienen claro qué se juegan: insertarse en la idea o alejarse, más allá de todo. El tiempo es el que tenemos, y hay que adecuarse", sigue el técnico.

El rival es un gigante herido en lo más profundo de su orgullo, lo que le baja bastante el precio al amistoso en el estadio Etihad, que no será fácil ver cubierto en sus 55.097 ubicaciones. Italia llega aquí a iniciar su propio "mini Mundial", como definió ayer Luigi Di Biagio -su entrenador interino- estos amistosos ante la Argentina e Inglaterra, dos aspirantes al título en el Mundial. Una cita a la que la Azzurra no acudirá por primera vez en 60 años. Saldrá a la cancha con la mirada al frente de Gigi Buffon, que a sus 40 años eligió ser parte de la reconstrucción, para empezar a delegar el mando en las nuevas generaciones. En medio de tantas sensaciones extrañas, una más para el veterano arquero significará enfrentar a su compañero... Higuaín. "Llevo 12 años en Europa, estoy en el top ten de goleadores de la selección, Real Madrid y Napoli y aspiro a estar también en el de Juventus. Eso no es fácil", desgranó el goleador, tal vez para responder solapadamente a aquellas críticas que antes le hicieron tanto daño. Pero sabe también que el fútbol es hoy, porque así son las reglas. Y entonces, la noche del regreso tendrá gusto a examen. Otro más.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.