Motorola lanza una campaña para lograr un "uso equilibrado" del celular

Motorola lanzó una campaña que promueve el uso responsable de los celulares, para no ser "atrapados" por ellos
23 de marzo de 2018  • 09:52

"¿Tu teléfono te pertenece o le pertenecés a tu teléfono?". Ésta es una de las preguntas que plantea una nueva campaña de Motorola denominada "Phone-Life Balance" (equilibrio entre la vida y el teléfono, en inglés, y un juego de palabras con work-life balance, el equilibrio entre el trabajo y el resto de la vida). Fue lanzada el 21 de febrero aunque a América latina e India llega un mes después. La compañía, creadora del primer teléfono móvil (el DynaTAC 8000x) ha lanzado un estudio junto a Nancy Etcoff, investigadora de la Universidad de Harvard, que destaca la importancia de encontrar el equilibrio adecuado entre el uso del smartphone y la vida personal.

No es la única: a principios de año, dos accionistas le pidieron a Apple que instrumentara más herramientas de control parental para evitar que los chicos pasaran demasiado tiempo frente al iPhone, algo que la compañía prometió evaluar.

Desde la compañía desarrollaron un estudio global, publicado por Ipsos, junto a Etcoff, experta en Mind-Brain Behavior (comportamiento de la mente y cerebro) y Science of Happiness (ciencia de la felicidad) de la Universidad de Harvard.

La investigación Motorola Phone-Life Balance estudió a poco más de 4400 usuarios de smartphones, entre 16 y 65 años, de Brasil, Estados Unidos, Francia e India. "Nosotros nos vemos como una puerta de entrada, una herramienta para que las personas se puedan conectar. Y observamos que el usuario es cada vez más dependiente del uso de la tecnología y esta dependencia genera incertidumbres y ansiedades. Quisimos ir más profundo en estos aspectos. Así, dimos uno de los primeros pasos en lo que es Phone-Life Balance con "Hello cities", una invitación a que el usuario se reconecte con lo que hay a su alrededor. No es desconectar el teléfono, es usar la tecnología para conectarse con lo que importa. Quisimos ir por más y así fue que nos asociamos con Nancy Etcoff para estudiar el impacto de la tecnología en las relaciones humanas", explica a LA NACIÓN Renata Altenfelder Silva, directora de marketing para Latinoamérica de Motorola.

La campaña Phone-Life Balance de Motorola

1:39

Altenfelder destaca 3 pilares en el uso de la tecnología, presentes en el estudio:

  • El primero es el chequeo compulsivo del dispositivo. Según el estudio, la mitad de los usuarios revisan su teléfono con más frecuencia de lo que quisieran
  • El segundo pilar es el tiempo excesivo dedicado al teléfono. Un tercio de las personas encuestadas admite pasar demasiado tiempo usando su smartphone (el porcentaje sube para la generación Z) y considera que estaría más feliz si pasara menos tiempo con éste.
  • El tercer pilar es la dependencia emocional en exceso. El 65% de los encuestados (la mayoría millennials y centennials) admitió entrar en pánico cuando piensa haber perdido el teléfono, lo que se conoce como nomofobia. Inclusive, 3 de cada 10 personas coinciden en que, aunque no estén usando su teléfono, suelen pensar en cuándo lo usarán nuevamente.

Asimismo, los participantes de la investigación reconocen la necesidad de recibir ayuda para encontrar el equilibrio entre el uso del smartphone y sus vidas.

En este sentido, el estudio plantea 4 ejes: la importancia del teléfono (prioridad que tiene el dispositivo sobre determinadas relaciones), los factores generacionales (más de la mitad de los encuestados de la generación Z describe a su teléfono como su mejor amigo), la búsqueda de ayuda, y la separación deseada (60% dice que es importante tener una vida separada de sus smartphones).

Otras iniciativas

.

A través del sitio hellomoto.com se brindarán consejos para "reconectarse con la ciudad" y se podrá participar de una encuesta global con 10 preguntas para comprender el tipo de relación con el teléfono. Además, Motorola invita a descargar la app de productividad Space (están trabajando en conjunto), que propone un programa de 60 días para lograr un contacto más consciente y equilibrado con el celular.

Existen otros movimientos a nivel global que, en vías de combatir nuevos males como la nomofobia o el FOMO (temor a no enterarse de algo relevante, en inglés), alientan a los usuarios a desprenderse del dispositivo. Una de las iniciativas más destacadas es Time well spent, del ex googler Tristan Harris, quien destaca la importancia del diseño de software en la generación de adicción de muchas apps y del propio dispositivo.

Su proyecto hoy se ha transformado en Human Tech (Center for Humane Technology, centro para humanizar la tecnología) y propone, entre varios puntos, tomar control del celular (y que no sea al revés). El proyecto reúne a ex empleados de gigantes de tecnología como Google y Facebook y cuenta con el apoyo de prestigiosos medios como The Atlantic, Wired, The New York Times y la organización TED, entre otros.

TEMAS EN ESTA NOTA