Cómo bajar la fiebre

Cómo bajar la fiebre: algunos consejos y el fin de otros mitos
Cómo bajar la fiebre: algunos consejos y el fin de otros mitos Fuente: Archivo
Pablo Seoane
(0)
23 de marzo de 2018  • 12:26

La fiebre es la reacción del organismo frente a una dolencia física que se manifiesta a través del aumento de la temperatura corporal. Ante la pregunta sobre cómo bajar la fiebre , lo primero que hay que tener claro es a qué se considera una temperatura alta. 37 y 37.8 grados, se denomina febrícula y a partir de ese valor es hipertermia.

Las causas que originan su aparición pueden ser diversas: infecciones virales como faringitis, otitis o, entre otras, bronquitis; bacterianas que también pueden afectar el tracto respiratorio superior e inferior, el aparato urinario o digestivo; enfermedades crónicas, reumáticas, oncológicas; o bien, motivos poco frecuentes como parasitarios.

"Cuando aparece de forma súbita, con más de 39.5 grados de temperatura, pasa a ser una causa viral; entre 38 y 38.5, pensás en una enfermedad solapada, algo más crónico y cuando es de 38.5 o 38.8, generalmente se trata de un foco infeccioso", detalla Miguel Yasi, especialista en Clínica médica del Hospital César Milstein y el Pirovano. En tanto, Anabella Pecheny, especialista en medicina general y familiar, aclara que "siempre es importante prestar atención al estado general de la persona. Hay signos de alarma que pueden mostrar que está ocurriendo un cuadro de mayor gravedad. Por ejemplo cuando los niños rechazan el alimento, está muy somnolientos, letárgicos, es importante consultar de inmediato con un profesional".

Si bien es siempre recomendable la consulta médica, sobre todo en recién nacidos, bebés, menores, ancianos o personas con patologías previas. Ambos profesionales coinciden en que hay una serie de medidas que pueden ser útiles para bajar la fiebre.

Pasos a seguir para bajar la fiebre

Cómo bajar la fiebre: el agua fría no es la mejor idea
Cómo bajar la fiebre: el agua fría no es la mejor idea Fuente: Archivo

Ingerir líquidos (preferentemente agua)

Al incrementarse la temperatura corporal, en el organismo se manifiestan diversas modificaciones. "Entre la más importantes, la vasodilatación generalizada, por eso la rubicundez (enrojecimiento de la piel) asociada. La vasodilatación baja la tensión arterial, entonces una medida simple e importante, es la hidratación: tomar liquidos", precisa el Dr. Yasi. Y agrega: "Los cítricos son útiles, el té sirve y en caso de que la causa de fiebre sea una gastroenteritis más aún porque tiene propiedades astringentes". La doctora Pecheny añade que "la hidratación es especialmente importante cuando en el cuadro hay vómitos y/o diarrea, porque es más fácil deshidratarse" y aclara: "Las bebidas isotónicas o gaseosas no son lo ideal."

Colocarse paños de agua tibia

Es un error muy común utilizar pañuelos o toallas humedecidas en agua fría para bajar la temperatura de ese cuerpo que siente su temperatura elevada. Siempre es mejor usar agua tibia o ligeramente caliente para bajar la fiebre en forma gradual y natural.

Darse un baño de agua tibia

Es conveniente para disminuir la temperatura corporal permanecer durante unos 20 minutos en la bañadera con agua tibia. El objetivo es que la persona afectada se refresque y la fiebre comience a bajarle. "La hipertermia da la sensación de tener frío, con lo cual, hay que utilizar agua tibia o calentita. De lo contrario, puede generarse un espasmo, en especial en los niños", explica el doctor Yasi.

Utilizar ropa de algodón

Cuando empieza a descender la temperatura, el cuerpo suele transpirar, por eso es recomendable usar ropa de algodón. Es importante que las glándulas sudoríparas expulsen el calor corporal, no ayuda por lo tanto excederse en el uso de acolchados térmicos o varias capas de frazadas. También es preciso mantener un ambiente que cuente con una temperatura situada entre los 21 y 22 grados.

Ingerir antipirépticos

"De los medicamentos de venta libre el más recomendable es el Paracetamol, en dosis de 500 mg cada 6 horas o 1 gramo cada 12; siempre que el paciente tenga función renal conservada", asegura el Dr. Yasi. Y aclara que no se recomienda el uso de aspirina ya que se lo relaciona con algunas enfermedades virales (todas inician con fiebre), pueden producir una hepatopatía conocida como síndrome de Reye. "También la fiebre medicamentosa es más frecuente por intoxicación con aspirina", explica.

Según los profesionales con estas recomendaciones se puede estar tranquilos, salvo en los casos ya advertidos. Para conocer con precisión el valor de la temperatura corporal se aconseja utilizar un termómetro. Y si el cuadro persiste por más de 24 horas, consultar al médico.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.