El festival de Cannes prohíbe los selfies en la alfombra roja

Thierry Frémaux no quiere más selfies en la alfombra roja de Cannes
Thierry Frémaux no quiere más selfies en la alfombra roja de Cannes Fuente: Archivo
Diario El País
(0)
23 de marzo de 2018  • 11:50

Se acabaron los selfies en la alfombra roja del festival de Cannes . El director del certamen, Thierry Frémaux , llevaba años buscando la manera de prohibir una práctica cada vez más común, y que, sin embargo, él considera "ridícula y grotesca". Al fin, tras dejar clara su molestia en varias ocasiones, lo ha conseguido. Junto con el presidente del festival, Pierre Lescure, han decidido "vetar totalmente" los selfies en la alfombra roja de la 71ª edición, que se celebrará entre el 8 y el 19 de mayo. Así lo ha declarado el propio Frémaux en una entrevista con la revista Film Français.

El director de Cannes asegura que la moda del selfie genera "un desorden inoportuno", que interfiere con la experiencia del festival y de su alfombra roja. Frémaux sostiene que las selfies trivializan la grandeza de Cannes, a la vez que ralentiza la circulación de las estrellas en los momentos previos a las proyecciones de gala y provoca que la gente se amontone para tratar de aparecer en la fotografía que se está sacando algún divo.

Las postales de las selfies ya no serán usuales en la alfombra del festival
Las postales de las selfies ya no serán usuales en la alfombra del festival Fuente: Archivo

Otro cambio más. Además Frémaux ha conseguido aprobar varias medidas que llevaba tiempo deseando. Así, otro pilar del plan para devolver más prestigio a la alfombra roja de Cannes es un cambio en su calendario y en sus horarios. Actualmente, las proyecciones de gala, a las que asisten los protagonistas de los films en cuestión, después de desfilar por la alfombra, se celebran por la tarde (a las siete y a las diez), cuando la prensa ya ha podido ver la misma película por la mañana. Es decir, aunque sea por pocas horas, ya no se trata del estreno mundial de esa obra.

A partir de ahora, los pases coincidirán: la proyección de gala de las siete se celebrará a la vez que otra para la prensa. En el caso de la proyección nocturna, en cambio, se dará prioridad al screening de las estrellas. Los periodistas tendrán que esperar al día siguiente para descubrir la película.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?