La isla de la basura en el Pacífico ya triplica el tamaño de Francia

Un grupo científico reveló que los desechos que se acumulan en una zona entre California y Hawai ocupan una superficie de 1.600.000 km2; la masa es 16 veces mayor de lo que se creía
Un grupo científico reveló que los desechos que se acumulan en una zona entre California y Hawai ocupan una superficie de 1.600.000 km2; la masa es 16 veces mayor de lo que se creía Fuente: AFP
Chris Mooney
(0)
23 de marzo de 2018  • 15:34

WASHINGTON.- La zona de alta acumulación de residuos flotantes detectada en los últimos años entre California y Hawai es denominada por los expertos la Gran Mancha de Basura del Pacífico (GPGP, por sus siglas en inglés) y conocida popularmente como "la isla de los plásticos". Pero lo que los científicos desconocían hasta ahora era su crecimiento exponencial: un equipo reveló anteayer que los 1,8 billones de desechos tóxicos que pesan 79.000 toneladas ya ocupan una superficie cubierta de basura de forma más o menos uniforme de 1.600.000 km2, casi tres veces el tamaño de Francia o cinco el de la provincia de Buenos Aires.

Según los topógrafos, que usaron dos aviones y 18 barcos para analizar la contaminación del océano, la cantidad de plástico hallada en el área es unas 16 veces mayor de lo que se había estimado previamente. "Es impactante", dijo Joost Dubois, vocero de Ocean Cleanup Foundation y uno de los líderes del equipo de investigadores de siete países que trabajaron en este estudio. La GPGP sigue en crecimiento debido a las corrientes oceánicas y a la negligencia humana, tanto en tierra firme como en alta mar, advierten los expertos.

"Queríamos tener una idea clara y precisa de la apariencia de la zona", dijo Laurent Lebreton, el principal oceanógrafo de Ocean Cleanup Foundation.

La GPGP no es una masa homogénea, lo cual llevó a muchos científicos a criticar esa denominación (que el estudio, sin embargo, utiliza). En cambio, es una enorme área con altos volúmenes de plástico en la que la concentración aumenta significativamente hacia el centro. El estudio reveló que los desperdicios van de partículas minúsculas a enormes redes de pesca, que representan el 46% del material.

El estudio fue liderado por la Ocean Cleanup Foundation, junto con investigadores de instituciones de Nueva Zelanda, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania y Dinamarca, que publicaron las conclusiones en la revista Scientific Reports. Hay que diferenciar la masa de plástico que aumenta dentro de la zona y su tamaño global, que no parece estar cambiando. En realidad, la basura de la mancha parece estar acumulándose cada vez más, o poniéndose más densa.

Según Lebreton, es probable que el plástico provenga principalmente de los países del Pacífico. Pero podría llegar de cualquier lado, ya que el plástico viaja a través de todo el océano y apareció hasta en el Ártico, donde viven muy pocos humanos. Eso sugiere que el plástico había llegado allí desde cualquier lugar, llevado por las corrientes oceánicas.

El estudio señaló que algunos de los desechos quizá también provengan del tsunami de 2011, que devastó Japón y desplazó enormes cantidades de basura hacia el mar.

La zona está situada en un área de corrientes débiles a la cual llegan los desechos, que permanecen en esas aguas serenas.

Basura acumula en la isla Wake, en el Pacífico
Basura acumula en la isla Wake, en el Pacífico Fuente: AFP

Basado en análisis que se remontan a la década del 70, el estudio indica que la cantidad de plástico dentro de la zona está creciendo constantemente, ya que ingresa más cantidad de la que sale, lo cual permitió concluir que los niveles de plástico "aumentan exponencialmente".

"Creemos que en esa área hay cada vez más plástico que se acumula", dijo Lebreton.

El aspecto más sorprendente de las conclusiones -y quizás el que causa más daño ambiental- es la enorme cantidad de redes de pesca o "redes fantasma", dijo Chelsea Rochman, profesor de la Universidad de Toronto, que estudia el plástico marino. "Eso sugiere que podríamos estar subestimando la cantidad de desechos pesqueros que flotan en los océanos", dijo Rochman. "Los enredos y las asfixias causados por las redes son uno de los efectos más nocivos observados sobre la naturaleza".

El hecho de que el contenido de plástico de la mancha esté en aumento es coherente con las investigaciones realizadas en tierra, que demuestran que los volúmenes de basura que entran al océano crecen, indicó Jenna Jambeck, ingeniera ambiental de la Universidad de Georgia que estudió los procesos de desechos plásticos. En un estudio de 2015, concluyó que los humanos vuelcan en los océanos unos ocho millones de toneladas de plástico por año, y para 2025, se espera que la cifra aumente un 22%.

Eso concuerda con lo que ahora se observa en el océano, bajo la forma de una mancha de basura que no deja de acumularse en el Pacífico, aunque Jambeck también advierte que una cantidad importante de plástico se hunde en el fondo del océano, lo que causa daños en el lecho marino. "Los resultados son alarmantes: muestran realmente la urgencia de la situación", señaló Lebreton.

Traducción de Jaime Arrambide

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.