Billy Bond hizo stand up y no rompió nada

El ícono del rock argentino reunió a amigos y fans en un teatro para charlar y aclarar anécdotas míticas
El ícono del rock argentino reunió a amigos y fans en un teatro para charlar y aclarar anécdotas míticas Fuente: Télam - Crédito: Fernando Gems
Sebastián Ramos
(0)
24 de marzo de 2018  

Estamos invitados a tomar el té. Pero aquí no hay teteras de porcelana que no se ven ni platos timoratos ni coladores pobres. De hecho, la invitación es para asistir a un teatro auspiciado por una bodega (Monteviejo) y el anfitrión promete ofrecer "una master class" de rock nacional. Tomando el té con Billy Bond es el título de esta nueva locura de quien fuera uno de los productores y músicos pioneros del rock en el país. Una suerte de stand up dirigido para sus fans y amigos de "feicibuqui" (el hombre vive en Brasil desde su exilio a mediados de los 70), con la promesa de responder todo acerca de aquellos míticos e iniciáticos días y la posibilidad de enterarse de "importantes anuncios".

El martes pasado por la noche entonces, Billy Bond pasó por Buenos Aires para encontrarse con seguidores, viejos compañeros de ruta y un puñado de periodistas curiosos. Allí, micrófono en mano, el carismático líder de La Pesada del Rock and Roll se paseó entre las mesas del lugar durante dos horas, respondiendo todo tipo de preguntas con tono desmitificador. "Toda la fantasía que se muestra por ahí, que dicen que había todo un divismo y todo mal, no era verdad. Los músicos se juntaban por cariño, eran amigos, no había egos... La gran prueba es que yo conseguía juntar a Spinetta a Pappo y a Alejandro Medina con Javier Martínez, que lo odiaba a Alejandro, para tocar en La Pesada... ¡Aplausos!", guio a la concurrencia en los primeros minutos de la charla abierta y gratuita.

Así, el ahora flaco "Bondo", con sus vitales 73 años, contó que se tuvo que ir del país porque su nombre figuraba en "la lista de los cien tipos que iban a matar" en la dictadura, reconoció la labor de Jorge Álvarez y Pedro Pujó como desinteresados creadores del sello Mandioca "que perdieron todo lo que tenían, porque se pusieron a hacer discos con Manal, Miguel Abuelo y toda esa gente de la primera época", y que la legendaria Cueva que vio nacer al rock argentino "era una mierda, horrible, sucia y decadente".

Con su peculiar sentido del humor y acento ítalo-brasileño (en rigor, Bond, Billy Bond, nació en La Spezia, Italia, bajo el nombre de Giuliano Canterini), esta leyenda viviente del rock de acá se calzó el traje de capocómico provocador, ante la complicidad de un público ansioso por escucharlo.

"¿Qué más? tengo una pregunta aquí... hablá, hablá...", azuza antes de contar cómo hizo debutar discográficamente a Sui Generis. "Charly llegó y se sentó directo en el piano, pero Nito... temblaba. Me tenía miedo: gordo, capo, el pelo para acá, zarpadísimo. "Vení pibe, vení...", le decía y Nito estaba recagado en las patas, con la flauta. Charly no, Charly me sorprendió, se sentó y se puso a tocar y tocó Beethoven, no sé qué tocó. Me dejó sin palabras. Grabaron "Canción para mi muerte" y dije: "La mierda, esto vale oro".

Sobre el final, anunció que tres temas de La Pesada se escucharán en la banda sonora de la serie que Sebastián Ortega está filmando sobre la vida de Robledo Puch, El Ángel, y que el periodista Juan Carlos Kreimer está escribiendo una biografía que recopilará buena parte de las historias que contó en el teatro Monteviejo. Además, confirmó una de las noticias más esperadas y más celebradas por los presentes: su amigo Pelo Aprile -al frente del sello Pelo Music- será el encargado de reeditar finalmente los cuatro discos de La Pesada, fuera de catálogo desde hace más de tres décadas y recientemente recuperados sus masters a través del Instituto Nacional de la Música (Inamu).

Para el cierre, no hubo una reunión recargada de La Pesada como viene prometiendo desde hace diez años, pero sí una zapada con dos jóvenes bandas de espíritu "Bondo", como Gualichio Turbio y Las Bodas Químicas (ambas ganadoras del concurso que el mismo Billy organizó y a quienes producirá en el futuro), para interpretar una nueva versión de "Marcha de San Lorenzo", que allá por los años 70 inmortalizó con su banda.

¿Billy Bond está de vuelta? Así parece. Bienvenido sea.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?