Revival. Vuelven los jardineros

Una tipología con plus en comodidad y funcionalidad, recobra protagonismo con nuevas texturas, colores y siluetas
Una tipología con plus en comodidad y funcionalidad, recobra protagonismo con nuevas texturas, colores y siluetas
Federico Ferrari Sánchez
(0)
24 de marzo de 2018  

Basta con buscar en fotos viejas, que en alguna habrá un jardinero de jean. En la niñez o adolescencia, en los años 70 u 80, ni hablar de los 90, esta tipología se hizo lugar en el guardarropas de todos debido a su comodidad y funcionalidad. Este otoño invierno 2018, vuelven en distintas texturas, colores y siluetas y se imponen.

El clásico jardinero se introduce esta temporada, junto al enterito-que se presenta en cuero y corderoy-, con opciones para distintos cuerpos, con distintas siluetas: ajustado, recto, oversize o estilo boyfriend. Listo para combinarse con prendas superiores, a fin de ser funcional a las bajas temperaturas invernales.

Marcas internacionales como Stella McCartney o Dior incluyeron el jardinero en sus colecciones de otoño invierno. Esta última, que cuenta con María Grazia Chiuri como directora creativa, lo presentó en un jean oscuro, con una silueta recta. La elección de este tipo de prendas forma parte de un nuevo concepto que su diseñadora impuso, en el que enfatiza la conciencia sobre el género femenino y las necesidades que tienen las mujeres en la actualidad de vestirse con confort y libertad. "Yo no puedo hacer el mismo vestido que Dior hizo en los años 50, porque la mujer de hoy es diferente", sostuvo en TheWeek.

Una prenda con historia

Florencia Magnini, directora de contenidos de moda en Visiones Tendencias, sostiene que el uso de esta clase de tipologías plantea una relación diferente con el cuerpo de la mujer. "Se conecta con otro lugar distinto al que, en general, la sociedad le quiere dar. Es un cambio grande de la moda, ya que siempre hay una erotización muy marcada hacia un lado: escote, curvas", afirma.

Sin embargo, lo que hoy parece común, a comienzos del siglo pasado hubiese sido impensado: ver a mujeres usando jardineros. Creados en el 1700 para los trabajadores de clases bajas, recién hicieron su ingreso en el guardarropas femenino en la Primera Guerra Mundial, cuando las mujeres tuvieron que salir a trabajar, mientras los hombres estaban en el campo de batalla. El tener que hacerse cargo de sus obligaciones, las llevó también a utilizar su indumentaria de trabajo.

En los años 70, además, fue recurrentemente utilizado por algunas integrantes de movimientos feministas. Por lo que es inevitable pensar que, debido a esta nueva búsqueda de derechos igualitarios que se da hoy en día por parte de las mujeres, la aparición de esta prenda como tendencia no es casual.

"En este momento de cambio, una tipología tan fuerte como lo es esta minimiza las diferencias y acorta las distancias entre el género femenino y masculino", afirma Macchi. Asimismo, subraya la gran importancia de la moda en tanto herramienta aplicada para interpretar la coyuntura social: "Los rumbos que marca la indumentaria son indicadores de los cambios culturales que están sucediendo".

Listos para usar

Esta temporada, Vitamina desarrolló un jardinero de corte más elegante y en un tono de jean oscuro y Uma propone un entero de cuero de largo medio. Rapsodia ofrece un jardinero en denim oscuro, ajustado a la cintura y amplio en la parte inferior. Y la clásica marca de jeans Lee cuenta con enteros en diversas siluetas y tonalidades, siempre en sus cortes más clásicos.

Monoprenda: cuál es cuál

El jardinero o enterito consta de un pantalón con pechera que se desprende y tirantes sujetos a la espalda. La única diferencia entre ambos es que el primero es solo de denim, mientras que el segundo es de distintas materialidades, como cuero, sarga o corderoy. También está el overol, que cubre tanto las piernas como el torso, lleva cierre en el medio del pecho y mangas largas; y el mono, que es una tipología entera, puede tener o no mangas y suele ser utilizada como prenda de vestir más formal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.