Massa y Randazzo, otra vez juntos

Se reunieron por segunda vez en menos de 10 días
Se reunieron por segunda vez en menos de 10 días Fuente: Archivo
Lucrecia Bullrich
(0)
24 de marzo de 2018  

Sergio Massa y Florencio Randazzo están decididos a avanzar hacia un acuerdo que los encuentre aliados en 2019. Sin levantar el perfil, volvieron a reunirse anteayer en las oficinas que el exministro de Transporte de Cristina Kirchner ocupa en el Palacio Raggio, en el barrio de San Telmo.

Fue el segundo round de una reconciliación que los exfuncionarios kirchneristas iniciaron la semana pasada con una cena de más de cuatro horas, que compartieron también en San Telmo, después de años sin hablar.

Por decisión de los protagonistas, no hubo fotos de ninguno de los encuentros. Tampoco las habrá en lo inmediato. Massa y Randazzo no tienen previsto mostrarse juntos en público en el corto plazo. Quieren privilegiar el "armado", la definición de temas en los que tengan posiciones comunes y que les permitan posicionarse como "opositores constructivos", una figura a la que ambos ya apelaron para enfrentar a Cambiemos en el pasado.

"Si empezamos por la foto, perdimos. La rosca no puede quedar por encima de las propuestas", dijeron a LA NACION desde uno de los búnkeres. "Tienen que volver a construir confianza entre ellos. Va a ser un camino largo. De pasos lentos, pero seguros", graficaron en el otro.

El eje de esas propuestas en las que buscan coincidir es la economía y, en particular, cuestiones "sensibles al bolsillo", como lo definieron cerca de Massa. Al tope de la agenda están la suba de tarifas, la reforma previsional y los créditos UVA entre otros temas de impacto "cotidiano" en la ciudadanía.

En esa línea se hizo el jueves un primer encuentro entre los diputados Raúl Pérez y Eduardo "Bali" Bucca que fueron designados por Massa y Randazzo, respectivamente, para coordinar el acercamiento entre el Frente Renovador y Cumplir. La reunión fue en las oficinas porteñas de Massa en la Avenida del Libertador. Participaron además Daniel Arroyo, Marco Lavagna y Florencia Casamiquela. La idea es que también esas citas de perfil más técnico se mantengan en el tiempo, ganen volumen político y sumen a más invitados de una y otra orilla.

Además se explorarán acuerdos en el Congreso. En el interbloque Argentina Federal, cercano a los gobernadores del PJ, ven con buenos ojos el acercamiento entre Massa y Randazzo.

La próxima movida de los exministros de los Kirchner llegará después de Semana Santa. Podría ser la difusión de un documento de 10 o 15 puntos que combine las coincidencias vinculadas a la coyuntura con eje en la microeconomía, con las miradas comunes a largo plazo de cara a una posible alianza electoral.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.